Petrobras ha dado el visto bueno a la venta de la refinería Landulpho Alves y sus activos logísticos asociados, en el Estado de Bahía (Brasil), a Mubadala Capital, el fondo soberano de Abu Dabi, por un importe de 1.650 millones de dólares (1.396 millones de euros), según ha informado la petrolera brasileña en un comunicado.

Noticias relacionadas

La compañía ha indicado que la firma final del contrato se producirá "en breve", aunque aún está sujeta a la aprobación de organismos competentes, como el Consejo Administrativo de Defensa Económica (CADE).

La refinería Landulpho Alves (Rlam) cuenta con una capacidad de procesamiento de 330.000 barriles de petróleo diarios, equivalente al 14% de la capacidad total de petróleo refinado en Brasil, cuatro terminales de almacenamiento y un conjunto de oleoductos que integran una refinería y sus terminales, totalizando 669 kilómetros de extensión.

Hasta el momento de la firma final, Petrobras continuará operando este complejo "con normalidad". Tras la conclusión del acuerdo, la estatal brasileña continuará apoyando a Mubadala en las operaciones de Rlam durante un periodo de transición sin ningún tipo de acuerdo de prestación de servicios, de cara a evitar cualquier interrupción operativa.

La operación se enmarca en el plan de desinversiones de entre 25.000 y 35.000 millones de dólares (20.924 y 29.294 millones de euros) emprendido por la empresa entre 2021 y 2025 para reducir su deuda.