Endurance Motive, fabricante de baterías de litio para electromovilidad industrial, naval y vehículos de última milla, se prepara para debutar en el BME Growth en 2021. La compañía valenciana ha completado una nueva ronda de inversión en apenas tres años por un valor de 2 millones de euros.

Noticias relacionadas

Fundada por Ander Muelas y Carlos Navarro en 2018, ambos con sólidas trayectorias en el sector de las renovables a sus espaldas, la compañía ha cerrado el 2020 con una facturación de 2,3 millones de euros, “estamos preparados para continuar el crecimiento de anteriores trimestres y cerrar el año en torno a los 5 millones de facturación” señalan Muelas y Navarro.

Actualmente, es una de las compañías que forma parte del pool de empresas que conforman la Alianza Valenciana de Baterías, un proyecto que representa la propuesta más ambiciosa del sur de Europa para desarrollar e implantar en la Comunitat Valenciana una gigafactoría de baterías de litio y un centro de I+D que permitirán a
España consolidarse como líder mundial de la energía.

“Sabemos que estamos en facturaciones muy elevadas para ser una compañía tan joven” añaden los fundadores. Además, señalan que todo ello ha sido posible gracias al trabajo de un gran equipo de profesionales que dan respuesta a las necesidades de importantes clientes y a interesantes proyectos de futuro que “harán de Endurance Motive una gran compañía porque las posibilidades de crecimiento en el campo de la electromovilidad son inmensas y nosotros no hemos hecho más que comenzar a caminar”.

Salir a bolsa

Además, la compañía está preparando su salida al BME Growth por lo que “esta prerronda era un hito clave para poder comenzar con todos los tramites” añade Muelas que destaca el éxito obtenido debido al gran interés que tiene el sector de la electromovilidad, “incluso se han quedado inversores fuera, que tendrán oportunidad
de invertir una vez estemos cotizados” señalan.

La fecha prevista para tocar la campana del mercado alternativo será a lo largo del tercer trimestre del 2021 y lo hará en la modalidad de listing. Este debut supone dar un gran salto “salir es una forma de crecer y nos otorgará, sin duda, una importante notoriedad. Además, nos permitirá tener capacidad para hacer ciertas operaciones de
fusiones y adquisiciones que, de otro modo, no sería posible. Todo esto sin olvidar que los grandes clientes están más cómodos con empresas cotizadas” comenta Navarro.

Tras haber completado esta ronda de inversión, “la salida al BME Growth supone dar a nuestros inversores la posibilidad de que sus acciones sean líquidas en un futuro y eso les da mucha tranquilidad” añade.

El desarrollo de la electromovilidad es el gran reto del siglo XXI y la tecnología de almacenamiento basado en el litio es su herramienta. Todos los expertos apuntan que en los próximos años la movilidad en todas sus aplicaciones va a sufrir una transformación gracias a las nuevas tecnologías de almacenamiento como es el ion-litio.

Ahí es donde Endurance Motive entra con sus soluciones que cubren tres áreas clave: la tracción industrial, las embarcaciones de recreo y profesional y la electromovilidad urbana. Ander Muelas califica al proyecto como “de los que van a hacer ruido. Hemos desembarcado en el sector de la intralogística industrial, pero en este 2021 tenemos planes para ampliar nuestra presencia a los otros dos sectores que conforman nuestro plan estratégico”.

Y es que después de instalar su tecnología para las baterías de ion-litio en los vehículos industriales de fabricantes como Linde, Mitsubishi, Toyota, Still, Hyster o Yale la compañía valenciana tiene planificada su entrada en el sector naval y el de la movilidad urbana.

Sectores, todos ellos, en los que se prioriza cada vez más la optimización de recursos, la minimización de costes y la reducción de elementos contaminantes.

Carlos Navarro, señala que las soluciones de Endurance Motive generan alto valor añadido a los sectores a los que va dirigida ya que “somos una compañía que incorpora seguridad a las celdas de litio a través de los sistemas electrónicos diseñados e implementados en nuestras plantas, además de ofrecer a nuestros clientes toda la información necesaria sobre el estado de sus baterías y sus vehículos mediante nuestro software de control”.

La tecnología de esta futura cotizada valenciana no sólo ha encontrado su sitio en el mercado español, la compañía tiene actualmente presencia en otros mercados como Francia, Alemania y México y está estudiando ampliar sus relaciones comerciales con Reino Unido e Italia, entre otros.