La compañía multienergética Repsol sigue en su camino hacia el objetivo de la descarbonización cero neta en 2050. Para ello, apuesta firmemente por las renovables. Su consejero delegado, Josu Jon Imaz, ha dicho en el encuentro con los analistas durante la presentación de resultados que este año se añadirán 710 MW de capacidad de generación libre de emisiones de carbono, hasta alcanzar un total de casi 4 GW de energía limpia.

Noticias relacionadas

El objetivo de Repsol es invertir 5.500 millones de euros en renovables hasta 2025, el 30% del total de inversiones anunciadas por valor de 18.300 millones de euros en el próximo lustro, para acelerar su plan de transformación hacia una compañía cero emisiones netas y ser protagonista en la transición energética.

En el año fiscal en curso, Repsol espera que sus programas de competitividad le permitan ahorrar 400 millones de euros, con una inversión en bienes de capital de unos 2.600 millones, de los cuales más de un 25% irá a parar a plataformas de bajas emisiones, según dijo en un comunicado. 

El objetivo es aumentar su beneficio bruto de explotación (EBITDA) un 30% con respecto al año anterior.

Salida a bolsa

El responsable de la compañía no ha precisado cuál es el 'timeline' para sacar a bolsa a su división de renovables, porque siguen abiertas las dos opciones: salida a Bolsa o entrada de socio.

El objetivo de Repsol es invertir 5.500 millones de euros en renovables hasta 2025, el 30% del total de inversiones anunciadas. Por el momento, no solo ha puesto en marcha activos renovables en la Península, sino que ha comenzado la expansión internacional de este negocio, con la creación de una joint venture en Chile.

En España, Repsol está desarrollando seis proyectos renovables: tres eólicos (Delta, con 335 MW, Delta 2, con 860 MW y PI, 175 MW) y tres fotovoltaicos (Valdesolar, 264 MW; Kappa, 126 MW; y Sigma, 204 MW). En 2020 se conectaron a la red los primeros aerogeneradores de Delta y se iniciaron las obras en Valdesolar y Kappa.

La joint venture en Chile fue con el Grupo Ibereólica Renovables, que le da acceso a una cartera de proyectos en Chile en operación, construcción y desarrollo, de más de 1.600 MW hasta el año 2025 y la posibilidad de superar, gracias a esta alianza, los 2.600 MW en 2030.

Producción de ecocombustibles

Pero no solo quiere acelerar su plan en renovables sino en otros multiproductos alternativos, como son los proyectos en sus refinerías de Petronor, Tarragona, Cartagena y Puertollano. 

Repsol quiere que su crecimiento se base en sus fortalezas industriales y tecnológicas. Como la compañía puso de manifiesto en la presentación de su Plan Estratégico 2021-2025 el pasado 26 de noviembre, Repsol se convertirá en una empresa de referencia en biocombustibles sostenibles (con una capacidad de producción de 1,3 millones de toneladas en 2025 y más de dos millones en 2030).

Los objetivos de descarbonización incluyen una importante apuesta por el hidrógeno, donde Repsol ya es líder en la Península Ibérica y aspira a serlo también en las futuras soluciones tecnológicas vinculadas al hidrógeno renovable. En concreto, Repsol ambiciona ser líder en hidrógeno renovable en la Península Ibérica para alcanzar en 2025 una producción equivalente de 400 MW, con la ambición de superar 1,2 GW en 2030. 

La compañía afronta 2021 con la previsión de que el precio del petróleo alcance una media de 60 dólares por barril.