La energética Ignis ha creado una nueva área de Hidrógeno y Nuevas Tecnologías, desde la que se proyectarán las estrategias en torno al hidrógeno verde y la implementación de nuevas tecnologías en el ámbito de las renovables, informó la compañía.

Noticias relacionadas

En concreto, esta nueva área estará liderada por Isabel Carrilero, química por la Universidad de Navarra y master en Ingeniería Química por la Florida State University. Suma ocho años de bagaje profesional en la Comisión Europea como evaluadora europea de los programas Horizonte 2020.

Asimismo, formará parte del comité de dirección del Grupo Ignis y liderará los futuros consorcios público-privados llevados a cabo por la empresa.

La tecnología de almacenamiento para maximizar la producción de los parques renovables de la compañía será otro de los focos de trabajo de este nuevo departamento.

El consejero delegado de Ignis, Ramón Paramio, consideró que la incorporación de Isabel Carrilero "es una gran noticia y supone un paso adelante en la apuesta por el impulso del hidrógeno verde".

Ganadora de la subasta

El grupo energético gestiona más de 3.000 megavatios (MW) de activos energéticos y cuenta con una cartera atribuible de 5,5 gigavatios (GW) de plantas eólicas y solares en España y en América Latina. Además, Ignis se adjudicó un total de 125 MW en la última subasta de capacidad renovable celebrada por el Gobierno la pasada semana.

Alternativa de Alcoa

La desarrolladora de parques renovables IGNIS y Simec, filial de GFC Alliance, anunciaron en octubre pasado una inversión conjunta para el desarrollo, construcción, operación y mantenimiento de cerca de 1,2 GW de energía eólica y solar fotovoltaica.

Simec e Ignis prevén que tanto los proyectos de energía eólica como solar estén operativos en 2023. El desarrollo eólico estará ubicado en Galicia, mientras que los solares se desplegarán por todo el país.

En su propuesta de compra, la otra filial de GFC Alliance, Liberty, incluía la instalación de paneles solares en el complejo industrial y la producción de hidrógeno verde. Y todo ello bajo el paraguas de un PPA, una oferta altamente competitiva de acuerdos de compra de energía a largo plazo para la industria electrointensiva.