"Con la llegada de este Gobierno, se ha reducido la factura eléctrica un 40% en los dos últimos años, tal y como se comprometió en las elecciones". Con estas palabras se ha quedado 'tan ancha' la ministra portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, en la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros

Noticias relacionadas

"Eso es mentira", explica un experto del sector eléctrico a Invertia, "no han hecho nada de nada, ha sido el mercado, él solito". 

"Si se refiere al precio del mercado mayorista, no depende del Gobierno", añade otro experto. "Puede ser que hace un par de años, la media del precio del pool estuviera en torno a los 50 euros y en 2020 bajó a los 30 euros. Todos sabemos por qué y no es precisamente por la intervención del Gobierno".

Otras fuentes, en cambio, explican que "como mucho, la única influencia que pudo tener el Gobierno en el mercado mayorista de electricidad fue la suspensión del impuesto eléctrico del 7% durante seis meses, desde septiembre de 2018 a marzo de 2019". 

"Todos sabemos qué pasó en 2020 para que bajara tanto el precio de la luz: la pandemia, el confinamiento, el desplome de los precios del gas y el petróleo y, por último, una lógica caída de la demanda ante la paralización de la actividad económica", añade otra fuente del sector.

Cómo funciona el pool

El precio de la electricidad se negocia a través del conocido como pool o mercado eléctrico. Funciona desde 1998 y en él se casa la oferta y la demanda. El precio más alto que se pague por la última tecnología es el que recibirán todas las que vendan su energía en las 24 horas siguientes. Por eso se llama mercado marginalista.

Primero, Red Eléctrica (REE) hace una estimación de la demanda eléctrica que va a haber en el conjunto de España. Y luego en el mercado es cuando los productores presentan sus ofertas de electricidad a un determinado precio, evaluado en €/MWh.

Pero ese precio no es el que se cobra en la factura final que llega a los consumidores. Es solo una parte, incluida en el término de energía, además de otros conceptos, y que supone alrededor del 35% del total del recibo.

Otra parte es el término de potencia que es fijo, y que depende de la potencia contratada de cada consumidor. Y por último, se añade un 5,11% de Impuesto sobre la electricidad (IEE), el alquiler del contador y el 21% de IVA.

Actual subida de la luz

Montero ha insistido en que la actual subida en el precio de la luz "es coyuntural y puntual". También que el Ejecutivo "trabaja sin descanso" para que al final del año sea más barato que el anterior, aunque ha descartado una reducción en su IVA, ya que "no estaría en línea con lo que se marca por parte de Europa".

La ministra ha recordado que España está advertida por la Comisión Europea "por el uso que se hace de forma abusiva" respecto al IVA reducido o superreducido, descartando así una rebaja de esta partida para el precio de la luz. Un IVA del 21%, frente a otros bienes considerados como esenciales que cuentan con un porcentaje inferior.

De esta manera, destacó que este repunte del precio del mercado mayorista de la electricidad se trata de "un pico concreto"marcado por las condiciones actuales por la ola de frío de incremento de la demanda, a las que se une la falta de capacidad de aportación de las energías renovables (solar y eólica).

Abaratar el recibo

En esta línea, enmarcó las medidas aprobadas el año pasado por el Ejecutivo, como el anteproyecto de Ley para la tramitación del Fondo Nacional para la Sostenibilidad del Sistema Eléctrica (FNSSE), que busca "evitar la subida del precio de la electricidad y permitirá rebajar la factura eléctrica en torno al 13%", destacó.

Montero también señaló que este Gobierno ha sido "desde el primer momento sensible" con la situación de los consumidores vulnerables energéticos. Para ello existe un bono social que cuenta ya con 1,3 millones de beneficiarios, así como de los consumidores domésticos de electricidad y los electrointensivos (la gran industria), con la aprobación del Estatuto, ratificado el lunes por Bruselas.