El consumo de electricidad a nivel mundial experimentará un incremento del 3% en 2021, recuperándose así del "'shock' histórico" registrado este año por la pandemia. Una crisis que ha provocado un descenso del 2% en el consumo de ese tipo de energía, según ha indicado la Agencia Internacional de la Energía (AIE).

Noticias relacionadas

En su informe mensual sobre el mercado eléctrico, el primero que realiza de este tipo, la AIE ha destacado que el alza en 2021 será modesta. A modo de comparativa, señala que el repunte en la demanda de electricidad fue del 7% en 2010, después de la crisis financiera mundial.

Por países, China será la única economía principal que registrará un alza de la demanda eléctrica para 2020. No obstante, el alza será de entorno al 2%, muy pode debajo de la media del 6,5% de los años recientes. El resto de grandes consumidores del mercado eléctrico (Estados Unidos, India, Europa, Japón o Corea del Sur) verán caer su demanda.

En lo que respecta a la generación, la electricidad procedente de las energías renovables crecerá un 7% este año, mientras que la procedente del carbón caerá en torno a un 5%, su mayor descenso histórico. La generación eléctrica nuclear descenderá un 4% y la de gas natural, un 2%. Como consecuencia de esto, las emisiones de CO2 procedentes de la generación eléctrica descenderán un 5% durante este año.

La caída de la demanda de electricidad, junto con unos menores precios de los combustibles y un incremento en la generación procedente de fuentes renovables ha provocado que los precios eléctricos del mercado mayorista a nivel mundial hayan caído un 28% en el conjunto de 2020, frente al descenso del 12% observado en 2019.