Sevilla

Como agua de mayo, Abengoa espera la firma de todas las entidades financieras e inversores para dar completado el periodo de adhesiones que le permita recibir la financiación del acuerdo de reestructuración. Pese a que el plazo termina este viernes a las 18:00 horas, el deseo de la compañía liderada por Gonzalo Urquijo no pinta bien. 

Noticias relacionadas

La propia empresa confirmaba esta semana la firma que aún quedaba pendiente: la Junta de Andalucía. El Gobierno de Juanma Moreno hacía su aparición en el plan de rescate presentado en agosto asegurando que se comprometía a aportar 20 millones a Abengoa. 

Y ahora, en línea con los malos augurios, esa firma no acaba de estamparse en el esperado documento. Fuentes de la Junta andaluza han confirmado a Invertia que aún no han dado el 'sí' oficial con el que Abengoa daría por completadas las adhesiones para poder recibir la primera línea de financiación. 

El Ejecutivo autonómico no terminaría de ver con buenos ojos la posibilidad de darle una nueva oportunidad a la compañía. En este sentido, el 'sí' a los 20 millones podría aprobarse bien en el Consejo de Gobierno o en el Parlamento de Andalucía con el visto bueno de los grupos parlamentarios, extremos que no se han producido a horas de que termine el citado plazo. 

En este sentido, Abengoa no pierde la esperanza y exprime los plazos como de costumbre. Después de que los bonistas hayan dado luz verde al tercer rescate del grupo, la empresa no tiene en mente ampliar el plazo a los acreedores para que dar más tiempo a la Junta de Andalucía.

Un delicado futuro 

Con la firma pendiente, Abengoa no oculta la situación "extremadamente delicada" por la que pasa y que se vería complicada si el juez confirma la suspensión cautelar del plan de reestructuración. Así lo aclararon los abogados de la compañía ante el juez que podría tomar dicha decisión.

Tras la demanda presentada por Abengoa Shares para que el acuerdo se paralice cautelarmente, la empresa ha subrayado que dicha decisión pondría en peligro su futuro. "Es fundamental para resolver la delicada situación como consecuencia de la ausencia de liquidez y avales", afirmaban esta misma semana. 

En un comunicado dirigido a la plantilla, consultado por Invertia, Gonzalo Urquijo vinculaba la entrada de los fondos a la regularización de los pagos salariales pendientes desde verano junto a la nómina de septiembre y que afectaría a los más de 14.000 empleados a nivel mundial.

A la espera del juez

La decisión de suspensión cautelar del plan de reestructuración se mantiene a la espera de la decisión del juez que afirmaba este jueves que resolverá la cautelar “a más tardar” el lunes.

Esta vista se produjo después de que el Juzgado de lo Mercantil número 1 de Sevilla admitiera la demanda presentada por los accionistas críticos agrupados en Abengoa Shares, que suman el 14,5% del capital de la compañía.

Tras este movimiento, los afectados confían en que la justicia "sea sensible para no provocar un daño irreparable sobre miles de pequeños ahorradores, proveedores y trabajadores de Abengoa”.