Esta semana el sector renovable español ha mirado a Portugal. La segunda subasta fotovoltaica que ha convocado el Gobierno luso ha conseguido despertar la atención de todos, más aún cuando Iberdrola y Endesa han conseguido adjudicarse cada una de ellas uno de los lotes puestos en juego.

Noticias relacionadas

A falta de que se publiquen las cifras oficiales, Endesa Generación Portugal, filial de Endesa (Grupo Enel), confirma en un comunicado que se ha hecho con 99 MW de capacidad solar más almacenamiento en los resultados preliminares de esta segunda licitación renovable.

En el caso de Iberdrola, fuentes de la compañía señalan que "los datos todavía no son oficiales así que habrá que esperar para dar cifras totales". Sin embargo, el ministro de Medio Ambiente y Acción Climática, João Pedro Matos Fernandes, anunció en rueda de prensa que se adjudicó algo menos de 90 MW también de solar con almacenamiento.

"El modelo de subasta de Portugal es muy diferente a las subastas en España", explica a Invertia José Donoso, director general de UNEF, "porque en el mercado eléctrico luso solo se puede conseguir un punto de acceso y conexión al sistema mediante las subastas, así que si se quiere estar en Portugal no queda otra que participar en las subastas". 

Juan Sánchez-Calero (dcha.) y José Bogas (izq.), presidente y consejero delegado de Endesa, respectivamente.

Proyecto solar de Endesa

Endesa está presente en Portugal desde 1993. En generación tiene participaciones en las centrales de  carbón y gas de Pego, que suman una potencia instalada en régimen ordinario de 1.483 MW, pero no tenía, hasta la fecha, ningún proyecto renovable.

La eléctrica posee el 43,75% de Tejo Energía (628 MW), compañía propietaria de la central térmica de carbón, y el 50% de Elecgas (855 MW), compañía propietaria de la central de gas, ambas establecidas en Pego. A su vez, Endesa es propietaria del 100% de la energía producida por Elecgas, a través del contrato de Tolling vigente entre ambas partes.

Además, es una de las pioneras en el mercado liberalizado portugués, donde es el segundo comercializador del mercado eléctrico. Al cierre de 2019, había suministrado 7,2 TWh a más de 350.000 puntos de suministro: más de 30.000 puntos en media tensión y más de 320.000 puntos en baja tensión. En cuanto al gas, se han suministrado casi 4,7 TWh y se cuentan más de 87.000 puntos de suministro activos al cierre del ejercicio.

Ahora, con la licitación ganada en esta subasta, el proyecto solar con almacenamiento será el primero del grupo en la Península Ibérica, será desarrollado, construido y operado por la división renovable del Grupo Enel y tendrá derecho a conectarse al sistema eléctrico nacional del país con un contrato de 15 años de duración.

Se prevé que su puesta en funcionamiento será para 2024, estará ubicado en la región del Algarve y su construcción supondrá una inversión aproximada de 90 millones de euros.

“Con esta adjudicación confirmamos nuestra dedicación al crecimiento de lasrenovables en la Península Ibérica, esta vez en Portugal, un mercado clave para nuestro negocio y nuestro compromiso con la transición energética hacia un modelo de generación eléctrica más sostenible”, afirmó Antonio Cammisecra, CEO de Enel Green Power y director de Global Power Generation en Enel.

“El desarrollo de nueva capacidad renovable integrada con almacenamiento contribuirá a los objetivos de descarbonización tanto del Grupo como del país, impulsando la sustitución progresiva de la generación convencional por fuentes de cero emisiones, al tiempo que se impulsa la flexibilidad de la red gracias a la capacidad de almacenamiento integrada en el proyecto".

Imagen del proyectado complejo hidroeléctrico en el Támega.

Las renovables de Iberdrola

En el caso de Iberdrola, Portugal también se ha convertido en un mercado estratégico pese a que inició su actividad comercial en 2002. 

La compañía es líder en el suministro para grandes consumidores e industrial, con una cuota de mercado del 28% y una cartera de cerca de 400.000 clientes de electricidad y gas. Además, la compañía tiene la tercera mayor cuota de clientes de electricidad en el país (5,9%) y la segunda mayor en consumo (5,7%).

También tiene presencia en generación de energía renovable, pero por el momento son proyectos que están en construcción. 

El más ambicioso es el complejo hidroeléctrico del Támega, uno de los mayores complejos hidroeléctricos en Europa en los últimos 25 años. Con una inversión superior a los 1.500 millones de euros, incluye la construcción de tres presas y tres centrales (Gouvães, Daivões y Alto Tâmega) con una capacidad conjunta de 1.158 MW y una central de bombeo, que se convertirá en uno de los mayores almacenamientos de energía del continente. 

Al proyecto del Támega se suman nuevos desarrollos renovables en Portugal: en agosto de 2019, la compañía se adjudicó capacidad solar de 149 MW a desarrollar en las regionales de Algarve y en el valle del Tajo y promueve tres proyectos eólicos con un total de 92 MW en la región del Támega, que implican una inversión de 200 millones de euros. Así, podrá suministrar energía limpia a sus más de 800.000 clientes portugueses.

A estos proyectos, se suma ahora el lote conseguido en la reciente subasta de capacidad fotovoltaica y almacenamiento del país.