El sector de las materias primas en España quiere tener también su porción de protagonismo en el proceso de descarbonización de la economía. Por eso, Javier Targhetta, presidente de la Confederación Española de las Industrias de las Materias Primas Minerales-PRIMIGEA, ha presentado en un encuentro con los medios su plan para participar en ese proceso.

Noticias relacionadas

De hecho, ha relevado que el Gobierno, Comunidades Autónomas y partidos políticos ya conocen el diseño y desarrollo de una Estrategia Española de las Industrias de Materias Primas Minerales Sostenibles, con acciones específicas de apoyo a las empresas de la industria extractiva, y un plan para participar en la recuperación económica y la lucha contra el cambio climático. 

Así lo ha manifestado Targhetta en la presentación pública de PRIMIGEA, entidad que representa a 3.750 empresas, 4.650 explotaciones mineras y fábricas, pone en valor 210 millones de toneladas al año de materias primas minerales, genera 320.000 empleos, 26.600 millones de euros de volumen de negocio y 11.800 millones de euros de exportaciones.

Para el presidente de PRIMIGEA es “esencial alinear al sector con los ejes principales de las políticas de la UE y nacionales relacionados con la Agenda 2030 y 2050, así como con la prevención del cambio climático y de sus efectos”.  

“Es importante que España desarrolle una Estrategia Española de las Industrias de las Materias Primas Minerales  de forma que estas industrias puedan ser un aliado estratégico para ponerse a la cabeza de la lucha contra el cambio climático, de la descarbonización de la economía y de la economía circular”, ha subrayado Targhetta.

Han acompañado a Javier Targhetta, como primer presidente de la Confederación, Rafael González, director de Desarrollo Minero de TOLSA, en calidad de vicepresidente; Vicente Gutiérrez, presidente de CONFEDEM, como secretario general; y César Luaces, secretario general de COMINROC, como director general.

Por su parte, Vicente Gutiérrez ha profundizado en la puesta en marcha de esta Estrategia asegurando “todo ello debe hacerse de forma congruente con las políticas de la UE y, en particular, con la Iniciativa de materias primas para hacer frente a las necesidades de los ciudadanos a corto, medio y largo plazo y con la Estrategia Industrial Europea".

De hecho, su propuesta es impulsar las empresas 4.0, eficientes, sostenibles y con criterios avanzados de gobernanza, para mantener la actividad industrial y la cohesión territorial en la España vacía.

Es la mejor opción para reducir la dependencia del país de materias primas minerales importadas, especialmente de aquellas procedentes de zonas de conflicto o producidas en terceros países, sin respeto a los derechos humanos, el medio ambiente y la seguridad y salud, según han señalado.

En este sentido, César Luaces ha explicado que “PRIMIGEA ya ha remitido a representantes de las administraciones el documento de Propuestas de la Industria de Materias Primas Minerales para recuperar actividad económica en España que recoge diferentes acciones, como la inmediata reactivación de las obras públicas, sin recortes; la aprobación de un Plan Nacional de Construcción Verde (Green Construction) para compensar la caída del sector turístico durante 2020-2021; la aprobación de un Pacto Nacional por la Industria Sostenible 2030 y estímulo de los proyectos de inversión industrial; y el apoyo, a través de CEOE, de un Pacto de Estado para la Reconstrucción Nacional, entre otros”.

Por su parte, Rafael González ha concluido que “en este documento de propuestas se contemplan otras relacionadas con la liquidez, como la realización urgente de un Plan de pago a proveedores y de medidas para el cumplimiento de la Ley 15/2010 de lucha contra la morosidad".

Lanzamiento de PRIMIGEA

La Confederación Española de las Industrias de las Materias Primas Minerales-PRIMIGEA se creó a finales de 2019 gracias a la unión de la Confederación Española de Industrias Extractivas de Rocas y Minerales Industriales (COMINROC) y la Confederación Nacional de Empresarios de la Minería y de la Metalurgia (CONFEDEM).

Entre sus misiones fundamentales se encuentra la representación de todos los subsectores de la industria extractiva no energética: Arcillas, Áridos, Arenas Silíceas Cales, Cementos, Magnesitas, Minerales Industriales, Minería Metálica, Metalurgia no férrea, Pizarras, Roca Ornamental y Yesos, ante las instituciones, entidades públicas, privadas y administraciones, tanto en el ámbito nacional como internacional.

Entre sus objetivos se encuentran, la defensa y promoción de los intereses de sus miembros en relación con los campos de la extracción, producción, distribución y promoción de los recursos naturales explotados; en el tratamiento y elaboración para obtener materias primas minerales útiles para la sociedad; el reciclado y la reutilización de sus residuos; la rehabilitación de explotaciones; y el desarrollo tecnológico de la industria, con el apoyo de los fabricantes y suministradores la maquinaria, energía, servicios y equipamiento para las empresas.

Las Industrias de las Materias Primas Minerales sostenibles 

Las industrias de las Materias Primas Minerales conforman un sector estratégico. Al ubicarse en zonas rurales o periurbanas, permite fijar la población en los pueblos de alrededor, proporcionando empleo estable y de calidad, y dinamizando económica y socialmente estas áreas de la España vaciada. 

Estas industrias juegan un papel clave como proveedoras de sectores tan importantes como la metalurgia y siderurgia; la automoción; la electrónica; la química, farmacéutica y de la salud; la generación, transporte y almacenamiento de energía; el papel; el cemento; los áridos; las cales; los yesos; la cerámica; el hormigón; el mortero; los ladrillos y tejas; el vidrio; las rocas ornamentales; otros materiales para la construcción; la agricultura y ganadería; la alimentación; el textil y la protección del medio ambiente. El 70% de la industria europea depende directa o indirectamente de las actividades de la industria de Materias Primas Minerales.