Sevilla

El Consejo de Administración de Abengoa se ha fijado el 27 de julio como día para tomar la decisión definitiva sobre las negociaciones de su financiación las cuales están avanzando "de forma favorable". 

Noticias relacionadas

Según ha informado la compañía sevillana a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), se han producido avances en las negociaciones en los diferentes pilares de la operación. Concretamente en la línea de financiación de 250 millones con la garantía del ICO y el acuerdo con los proveedores y acreedores comerciales.

También está prosperando la modificación de determinadas condiciones de la deuda con los acreedores financieros NM2, Reinstated Debt, Bono Convertible de A3T y deuda Old Money y la disposición de línea de avales de hasta 300 millones, que "siguen desarrollándose de forma favorable habiéndose dado apoyos relevantes pendientes de materializarse con la documentación definitiva".

Por todo ello, según ha informado la empresa, el Consejo ha estimado que "se deben agotar todas las alternativas dirigidas a la continuidad del negocio del grupo".

"La ausencia de liquidez y avales están afectando de manera severa al negocio haciendo muy difícil su viabilidad si no se cierra la operación en el corto plazo" recalcan desde Abengoa, motivo por el cual se ha emplazado a tomar la decisión definitiva en una sesión el próximo 27 de julio.

Esta misma mañana fuentes de organizaciones sindicales aseguraban que la compañía sevillana, que se marcó este martes como plazo límite para conseguir financiación ante su difícil situación económica, estaba ultimando las negociaciones con las entidades financieras.

Las citadas fuentes indicaron que las negociaciones se prolongaron hasta la noche de ayer y han continuado a lo largo de este martes. Se habría conseguido la ampliación de los créditos ICO mientras que la Junta de Andalucía se habría comprometido con otros 20 millones para asegurar el salvavidas de la empresa.

Precisamente, sobre las 14:00 horas de hoy, la CNMV ha procedido a suspender la cotización de Abengoa. El organismo ha tomado esta decisión cuando sus acciones se disparaban más de un 60% a la espera de conocer los detalles sobre su rescate financiero.

El rally se repetía tanto en las acciones de clase A (+56,3%) como las de tipo B (+63,2%) antes de la suspensión. La CNMV ha justificado su decisión "por concurrir circunstancias que pudieran perturbar el normal desarrollo de las operaciones sobre los citados valores".

La petición de la entidad

Cabe recordar que Abengoa reclamaba 250 millones de euros y un plazo de cinco años con garantía del ICO y otros 300 millones para cubrir las necesidades del negocio hasta finales de 2021. Al trabajo por parte de la compañía por cerrar la operación a tiempo se sumaban las conversaciones con el Gobierno central y andaluz así como con las entidades financieras.

Pese a que la comunicación no es oficial, desde los sindicatos confían en que Abengoa se salve de nuevo de una crisis financiera para proseguir con su creciente actividad. A nivel de trabajadores, esperan que con esta refinanciación se puedan abonar las nóminas en su totalidad, hecho que la compañía no garantizó el pasado mes ante la falta de liquidez.

La empresa continúa con el expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) que afecta al 30% de su plantilla en España y al 15% de sus empleados en el resto de países donde está presente debido al impacto en su actividad por la pandemia.

14 de julio, el día clave

Abengoa ya anunció que el 14 de julio era la fecha límite para negociar su financiación y dar por completadas las actuaciones necesarias para "superar la situación de desequilibrio patrimonial". Si en esa fecha no se dan por terminadas, la compañía afirmó que adoptará las medidas que legalmente procedan.

La compañía también volvió a retrasar la formulación de las cuentas anuales correspondientes al ejercicio 2019, al igual que ya hizo en el mes de marzo. "Dichas cuentas se formularán a la mayor brevedad posible", aseguraban desde la empresa, "una vez se pueda evaluar con una mayor certidumbre el resultado de las medidas propuestas por el Consejo el pasado 19 de mayo de 2020".

Multinacional con origen en Sevilla, cuenta con el 70% de su actividad fuera del país. El grupo de ingeniería y energías renovables contaba, a cierre de 2019, con una plantilla que supera los 14.000 empleados en todo el mundo, de los cuales el 18% se encuentran en España, lo que se traduce en unos 2.578 trabajadores.