Iberdrola va a pisar el acelerador de las renovables a lo largo de este año. Según ha explicado Ignacio Galán, presidente de la eléctrica en la presentación de resultados del primer trimestre, el objetivo es invertir 10.000 millones de euros en nuevos proyectos que sirvan para sentar las bases del futuro de la compañía. Todo ello garantizando el dividendo de 0,40 euros. 

Noticias relacionadas

Galán cree que Europa se ha dado cuenta de que puede ser "energéticamente independiente" y, por tanto, la apuesta por la transición energética y la descarbonización de la economía va en serio. Así que está dispuesto a aguantar el tirón y apostar por la que será la economía que viene porque es "una oportunidad" para la eléctrica vasca. 

Un compromiso adquirido en la presentación de resultados del primer trimestre ante los inversores, y en donde ha insistido en que este tipo de proyectos son los que necesitan los gobiernos para salir de la crisis. ¿El motivo? Apenas van a requerir de finaciación pública, lo que permitirá que el dinero se destine a otros sectores que sí la van a requerir. 

Las cuentas

Iberdrola ha obtenido un beneficio en los primeros tres meses de 1.257 millones de euros, lo que representa un incremento del 30,4% con respecto al mismo periodo del año pasado, debido a las plusvalías 484 millones de euros por la venta de la participación del 8,07% en Siemens Gamesa. 

Si se analiza por geografías, en España el EBITDA ha caído un 3% y el beneficio un 7% por la reducción de la demanda tras la crisis generada por el coronavirus. En cualquier caso, el grupo insiste en que poco a poco la situación se va a "normalizar" gracias al proceso de desescalada que comenzará el próximo 11 de marzo. 

La eléctrica obtuvo en el primer trimestre unas plusvalías de 484 millones de euros por la venta de su participación en Siemens Gamesa. Una cifra que le permite tener un cierto colchón para amortiguar posibles impactos extraordinarios como pudiera ser un aumento de la morosidad. 

Las cuentas de Iberdrola reflejan que las amortizaciones y provisiones ascienden a 109,6 millones de euros (+0,6%) por mayores activos puestos en explotación y morosidad, parcialmente compensados por la depreciación del real brasileño.

El dividendo

En cualquier caso, Galán ha insistido en que no está preocupado dado que ya se están tomando medidas en los países en donde el cobro de recibos no se hace por banco o cheque. 

No hay que olvidar, ha dicho Galán, que la eléctrica vasca cuenta con una liquidez de 14.000 millones de euros. Una cifra que le permite también tomar otras medidas como adelantar cerca de 4.000 millones de euros en contratos con proveedores para tratar de ayudarles a evitar la crisis que generará el Covid-19. 

Por último, el presidente de Iberdrola ha querido enviar un mensaje de tranquilidad y compromiso con sus accionistas. Se compromete a mantener el dividendo del grupo para este año, que se sitúa en 0,4 euros por título.