Iberdrola ha lanzado una emisión de bonos híbridos en formato verde con la que ha logrado colocar 800 millones de euros, según ha comunicado la compañía eléctrica a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Inicialmente se preveía encontrar financiación por 500 millones como máximo.

Noticias relacionadas

La energética ha dado mandato para la emisión, cuya rentabilidad inicial era del 3,75%, a Crédit Agricole-CIB y JP Morgan y participan también en la operación Natixis, Barclays, BBVA, Commerzbank, Credit Suisse, ING y Santander. Al cierre de la colocación, los tipos se han rebajado al 3,25%, mientras que el precio de la emisión se ha fijado en el 100 % de su valor nominal. 

Esto ha sido posible gracias a que la demanda ha multiplicado por más de seis veces la oferta y han participado más de 400 inversores de treinta países, según fuentes del mercado.

Las obligaciones devengarán interés con base en un cupón fijo del 3,25 % desde la fecha de emisión hasta el 12 de febrero de 2025. A partir de la primera fecha de revisión devengarán un interés igual al tipo 'swap' a cinco años, más un margen del 2,973 % anual durante los cinco años siguientes a la primera fecha de revisión.

El margen será del 3,223 % anual durante cada uno de los periodos de revisión de cinco años que comienzan el 12 de febrero de 2030, el 12 febrero de 2035 y el 12 de febrero de 2040. Dicho margen será del 3,973 % anual durante los periodos de revisión de los cinco años subsiguientes.

Los fondos obtenidos en esta nueva emisión se destinarán a la financiación y refinanciación de parte de la inversión de dos de los proyectos emblemáticos del grupo: los parques eólicos marinos de East Anglia, que Iberdrola desarrolla en Reino Unido, y el alemán de Wikinger, que inauguró a finales del pasado mes de octubre.

La operación se enmarca en la estrategia de la compañía presidida por Ignacio Sánchez Galán de lograr que buena parte de su pasivo tenga formato verde, de acuerdo a su apuesta por un 'mix' energético bajo en carbono. Iberdrola fue el mayor emisor verde mundial a nivel de empresa durante los ejercicios 2016 y 2017.

En 2014, la energética se convirtió en la primera empresa española en cerrar una colocación de bonos verdes, y posteriormente llevó a cabo emisiones de este tipo en los meses de abril, septiembre y diciembre de 2016, y en febrero y septiembre de 2017.

Asimismo, el grupo suscribió con BBVA a finales de 2016 el primer préstamo verde realizado en el mundo para una compañía energética, por valor de 500 millones de euros, y a comienzos de 2018 y con un sindicato de bancos también liderado por BBVA el primer préstamo verde de Latinoamérica desde su filial Iberdrola México.

Además, en junio del año pasado, también cerró con éxito una emisión de bonos verdes en el euromercado por un importe de 750 millones de euros, con un vencimiento a más de 8 años (octubre de 2026) y un cupón del 1,25%.