El término metaverso era desconocido por todos hasta que el pasado mes de noviembre Mark Zuckerberg, a través de un avatar virtual, anunció el cambio de nombre de Facebook a Meta. Desde entonces, gigantes de la moda como Zara han apostado por crear colecciones exclusivas para el mundo digital.

Noticias relacionadas

Cabe resaltar que el metaverso son espacios donde los usuarios viven en una especie de mundo virtual y, mediante avatares, compran, juegan e interactúan con otros. Todo esto ha sido posible gracias al desarrollo de la tecnología blockchain que permite adquirir artículos virtuales certificados, los llamados non-fungible tokens o NFT.

En base a este mundo, Zara lanzó a principios de diciembre su primera colección virtual en colaboración con la marca de moda urbana Ader Error. Dicha colección se distribuirá a través de la plataforma social Zepeto, donde los usuarios pueden crear sus propios mundos virtuales.

Las piezas oscilan entre los 199 euros de un abrigo acolchado y los 39,95 euros de un gorro. "Los diseños reflejan el estilo de vida de personas cuyas personalidades están moldeadas por experiencias simultáneas en el mundo real y el virtual", explica la marca en su web. 

Colección Zara

La incursión en el mundo virtual de Zara no es la primera del mundo de la moda. H&M celebró un evento para dar a conocer su nueva colección H&M Innovation Circular Design Story. En el mismo, los asistentes pudieron crearse su doble digital y disfrutar de un sorprendente desfile virtual con sus avatares como protagonistas.

Mientras que Nike tiene ya desde septiembre un responsable de metaverso, Eric Redmon, que trabaja en el departamento tecnológico de la compañía desde 2015 y que ha liderado proyectos como Nikeland, un espacio de la marca en la plataforma Roblox. Nike ha sido también una de las primeras compañías en solicitar el registro de su marca para activos digitales.

Además, la firma italiana Gucci desarrolló un espacio dentro de Roblox en el que los usuarios podían comprar bolsos, gafas y otros accesorios de la marca por entre dos dólares y nueve dólares. El espacio estuvo disponible durante sólo dos semanas y se vendieron más de 4,5 millones de artículos.

Sin duda, el metaverso es un negocio en pleno crecimiento. De hecho, se espera que el 70% de las grandes marcas esté en el metaverso en cinco años, según apuntan expertos de Wildbytes. Actualmente, los sectores que más están apostando por este mundo son el entretenimiento y los videojuegos.