Hace 15 meses empezó el calvario de la hostelería en este país tras declararse el primer estado de alarma por la Covid. Empresas como Mahou San Miguel, muy dependientes de estos negocios, no se lo pensaron dos veces. Dejaron a un lado sus planes estratégicos y se lanzaron a salvar a los bares con diversos planes que en total suman una inversión de más de 240 millones de euros, calcula Peio Arbeloa, director general de la Unidad de Negocio España del Grupo Cervecero Mahou San Miguel en una entrevista con Invertia.  

Noticias relacionadas

Su primer gran plan llegó el año pasado, cuando Mahou San Miguel lanzó la campaña #SomosFamilia, con la que Alhambra, Mahou, San Miguel y Solán de Cabras se volcaron con bares y restaurantes para ayudar a 1,7 millones de personas que viven directamente de la hostelería. Así, movilizararon la mayor contribución del sector a la hostelería, con una aportación extraordinaria de producto que supuso para sus clientes hosteleros una facturación estimada de más 75 millones de euros

"Hemos ido a todos los clientes que teníamos en hostelería, tanto pequeños como grandes. Estamos hablando de más de 200 millones de euros en 2020. También hemos invertido en estufas en terraza para que el hostelero pueda atraer negocio al mundo exterior", explica. 

Pero la cosa no se queda ahí, porque recientemente anunciaron más de 40 millones de euros en un nuevo plan para impulsar la transformación de la hostelería. Este proyecto contempla una parte digital y otra sostenible. La primera cuenta con un acuerdo con Google, por ejemplo, para potenciar el delivery. Y la segunda incluye una tecnología de parasoles que limpian el aire y hacen la función de dos árboles. 

En total hablamos de 240 millones de euros: 200 millones invertidos en 2020 y este año 40 millones. "Pero habrá más apoyo en otras iniciativas que lanzaremos a lo largo del año", asegura Peio Arbeloa.

¿Dónde se pondrá en foco? Desde el grupo cervecero creen que las terrazas seguirán siendo un foco a nivel de inversión. "Habrá inversiones en este sentido seguramente, pero iremos avanzando en función de lo que el hostelero vaya necesitando", indica.

Digitalización

De hecho, la digitalización es uno de los puntos fuertes de los planes de la cervecera nacional en la hostelería y más teniendo en cuenta que el 60% de los establecimientos de hostelería identifica la digitalización como algo relevante, pero van a invertir menos de un 1% de su facturación. "Necesitan ayuda y ahí creemos que podemos apoyar su desarrollo", apunta.

Además, Mahou forma parte de ConectadHOS', una plataforma con la que aspiran a lograr más de 238 millones de euros de los fondos europeos junto a Coca-Cola Europacific Partners Iberia, Pernod Ricard, Makro y Hostelería de España.

Renuncia a los planes

Antes de poner en marcha los planes para salvar a la hostelería, el grupo Mahou San Miguel tuvo que desplazar su estrategia a 2022 y tomarse 2021 como un año de transición. "Nosotros tomamos una decisión que era renunciar al beneficio para apoyar a la hostelería y mantener el empleo sin hacer ERTE. De hecho, hemos incrementado la plantilla en torno al 10%", afirma el directivo. 

Y a pesar de que la compañía anunció posibles pérdidas a cierre de 2020, finalmente, no fue así. Mahou San Miguel logró cerrar sin pérdidas, obteniendo un beneficio neto de 2,3 millones de euros, lo que supone una caída del 98% respecto al ejercicio anterior. 

Pero la recuperación se ve más cerca. Concretamente Peio Arbeloa apunta a 2022-2023, aunque depende del ritmo de vacunación y el turismo. "En torno al 20-25% del consumo de cerveza es de los turistas que vienen de fuera", señala. 

La situación parece que mejora. De enero a mayo, las ventas en hostelería del grupo han crecido un 27,5% con respecto al mismo periodo del año anterior. Cierto es que la comparación es con un periodo en el que la hostelería estuvo prácticamente cerrada.