En cada momento de la pandemia, los hábitos de consumo han ido cambiado y eso ha influido a la hora de elegir un determinado tipo de tienda para llenar la cesta de la compra. Los más beneficiados del confinamiento han sido los supermercados de barrio, los de toda la vida, que han crecido en cuota de mercado llegando incluso a hacer temblar a Mercadona. Pero ¿qué hay detrás de este fenómeno de los ‘súper’ regionales?

Noticias relacionadas

Hay un patrón común entre los supermercados regionales en 2020 que les ha hecho crecer de forma clara: ya tenían una gran imagen de proximidad, no solo física sino también a nivel emocional, y un gran posicionamiento en los productos frescos, pero han demostrado que pueden ser el lugar de compra de cualquier producto de gran consumo, creciendo asimismo en el resto de secciones.

Además, la marca de fabricante se hace más fuerte en los supermercados regionales que en el resto que apuestan más por marca blanca (Dia, Lidl o Mercadona). Todo ello les hace ganar en fidelidad. 

“Los regionales venían subiendo y este último año consiguen un espaldarazo importante”, señalan Florencio García, director de Retail en Kantar, división Worldpanel. Tanto que tienen una cuota récord de mercado del 19,1% en 2020 creciendo 1,1 puntos desde 2016.

Cuota de mercado de los supermercados regionales en 2020. Fuentes: Kantar.

Curiosamente esa cifra (1,1 puntos) es lo que perdió Mercadona en solo un año. En 2020 su cuota alcanzó el 24,5%. Siguió siendo líder, pero con los ‘súper’ de barrio pisándole los talones en segunda posición.

Mención aparte también merece el canal especialista (mercados de barrio) que en 2020 mantienen la cuota de 2019 tras varios años en descenso. Ambos -regionales y especialistas- tienen una cuota del 38,1% (0,5 puntos más que en 2019). 

Eroski y Consum

Cada comunidad o provincia tiene sus supermercados de referencia. Por ejemplo, en País Vasco está Eroski; en Madrid, Ahorramás; en Valencia, Consum; en Andalucía, Covirán; en Cataluña, Condis o Bon Preu; y en Galicia, Gadis. 

Y la lista sigue: Alimerka, Froiz, Supersol, Mas y Mas, Supermercados Lupa, Hiper Usera, Grupo Uvesco, Bonarea, Dialprix, Mas Supermercado, Piedra, Plus Fresc, Tu Super, Proxim, Suma, Mercamas, Maskom, Dani, El Jamón, Coaliment, Super Carmela, Vidal Supermercados, Ametller Origen, Dicost Supermercado y La Despensa.

Dentro de la larga lista de supermercados regionales citada hay algunos modelos que ya se consolidan entre los más importantes a nivel nacional. Grupo Eroski es un ejemplo histórico, que llegó a pasar de operador regional a nacional, y que ahora se repliega algo más en sus zonas de origen. 

Nuevo supermercado Eroski en Bilbao.

Eroski se situó en quinta posición con un 4,8% de cuota (la misma que en 2019). Si bien es cierto, la Covid ha ayudado a la cooperativa vasca a estabilizarse tras varios años en los que perdía cuota de mercado tras arrastrar problemas económicos y tener que cerrar tiendas en el resto de la península. 

De hecho, Mercadona lo tiene difícil para posicionarse en el norte de España principalmente por la fuerza que tienen estos supermercados regionales. La cadena de Juan Roig llegó a Euskadi en 2014, bastante más tarde que en el resto de regiones. Uno de los principales retos es conseguir más cuota de mercado en la zona. 

Y como séptimo distribuidor español se consolida Consum, con un 2,8% del mercado nacional tras varios años en crecimiento. Esta cadena además compite directamente con Mercadona en Valencia. 

Cuota de mercados de los supermercados en 2020. fuente: Kantar.

Lo que está claro es que no se puede entender la distribución española sin los supermercados regionales. Un fenómeno muy español que no se da en otros países donde son los grandes retailers (como pueden ser en España Carrefour, Dia o Lidl) los que dominan todo el mercado. 

Y atención a esta tendencia marcada por los supermercados regionales porque marcará el futuro de las cadenas de distribución. “En un momento en el que cada acto de compra es más valioso que nunca, el hogar español elige entre todas las opciones a su disposición, y triunfan las fórmulas que no apelan sólo a una proximidad física, sino también a la creación de un vínculo con el consumidor. Este equilibrio entre cautivar el bolsillo y el corazón de los compradores debe marcar las estrategias y éxitos en 2021”, señala Florencio García.