En un año 2020 marcado por la crisis sanitaria derivada de la Covid-19, que ha provocado una drástica caída del turismo y el cambio de hábitos por las restricciones sanitarias -se han reducido significativamente los momentos de ocio y las relaciones sociales- las ventas de cigarrillos se sitúan en su mínimo histórico al caer más del 8%, hasta 2.060,8 millones de unidades. Se trata de la mayor caída en 30 años (desde que existen registros).

Noticias relacionadas

El turismo es el primer motor de la economía española y por ello su caída en el último año afecta a otros muchos sectores, entre ellos, el sector del tabaco. En este sentido, las ventas en volumen de cigarrillos ligadas al consumo por parte de turistas descienden más de un 38% en 2020, según datos de la Mesa del Tabaco. 

Un ejemplo es lo ocurrido en Baleares, donde las ventas a visitantes retrocedieron un 59%. En valor, las ventas de cigarrillos, que suponen el 84,38% del total, sumaron 9.338,2 millones de euros, un 8,46% menos.

En conjunto, la facturación del sector tabaquero cae un 7% en el último ejercicio, hasta 11.067 millones; mientras que la recaudación fiscal derivada de las labores de tabaco (Impuestos Especiales e IVA) suma 8.460,9 millones de euros, un 6,91% menos; según los últimos datos del Comisionado para el Mercado de Tabacos.

En cuanto al resto de las labores, el tabaco para liar, que supone un 9,71% del mercado en valor, aumenta un 3,44% hasta 1.074 millones de euros. Por su parte, los cigarros y cigarritos, que suman el 3,97% del mercado en valor, bajan su facturación un 6,67%; en tanto que el mercado de la picadura para pipa -que incluye nuevos productos con tabaco o la shisha, entre otros- y cuyas ventas representan el 1,95% del total, subió un 39,06% en valor.

Estas caídas se deben en su mayoría a las restricciones impuestas al ocio y celebraciones. Pero, desde la Mesa de Tabaco se entienden “de manera temporal y excepcional”.

Retos legislativos

“Afrontamos 2021 con importantes retos legislativos para el sector del tabaco por la previsible apertura de la Ley de Control del Tabaco por parte del Ministerio de Sanidad, el desarrollo de la legislación de Economía Circular y la actualización de la regulación del mercado de tabaco, en un contexto complejo tras un año marcado por la Covid-19”, ha explicado Águeda García-Agulló, presidenta y directora general de la Mesa del Tabaco.

En este marco de cambios regulatorios que afectarán al sector del tabaco, la Mesa del Tabaco insiste en la necesidad de contextualizar el punto de partida, muy especialmente en lo relativo al control del tabaco, donde España se sitúa a la cabeza de la Unión Europea.

“El sector del tabaco está altamente regulado, por ello cualquier modificación legislativa debe tener en cuenta la normativa existente, basarse en evidencia científica y datos objetivos, acompasarse a la legislación europea y contar con la participación del sector para evitar efectos indeseados en un sector tan interconectado como el tabaco”, ha advertido Águeda García-Agulló.

Con respecto a la nueva ministra de Sanidad, Carolina Darias, desde la Mesa de Tabaco aseguran que “vamos a dejar que la nueva ministra se asiente. Se ha hablado de continuidad y puede haber apertura de la ley del tabaco”.