La afluencia a centros comeciales se desplomó un 37,84% en 2020 en comparación con los registros alcanzados en 2019, debido al impacto de las restricciones y confinamientos ocasionados por la pandemia del coronavirus, según los datos del informe realizado por MVGM, compañía referente europea en Property Management.

Noticias relacionadas

En concreto, la afluencia entre semana ha sido aceptable, pero la caída durante los fines de semana ha sido muy significativa. Pese a ello, el impacto del coronavirus en los cierres definitivos ha sido únicamente del 2,49% de la Superficie Bruta Alquilable (SBA) total.

Debido a las medidas implantadas por cada administración, las aperturas y el funcionamiento de la actividad comercial han sido diferentes en cada comunidad autónoma. Así, en 2020 permanecieron cerrados por las restricciones el 15,79% de los operadores del ocio y el 11,71% de la restauración.

Menos tiempo al ocio

Según MVGM, en 2020 la evolución de las ventas en centro comerciales ha sido algo mejor que la de las afluencias, sobre todo en los meses post apertura. "Existe mayor descenso de afluencias que de ventas y esto es debido a que los clientes acuden a los centros a comprar, dedicando menos tiempo al ocio y reduciendo también la estancia media. Este comportamiento es lógico, dadas las enormes restricciones que tiene el comercio y sobre todo el ocio y la restauración", ha explicado la directora general de MVGM en España, Elisa Navarro.

"Sin embargo, las actividades económicas que han reflejado un menor impacto por la crisis sanitaria han sido: hogar, electro, joyería y alimentación, presentando un mejor comportamiento los Parques Comerciales, donde se suelen concentrar estas actividades", ha indicado Navarro.

Aplazamiento de pago y bonificaciones

Por otro lado, el informe señala que se han alcanzado un alto porcentaje de acuerdos, entre propietarios e inquilinos de todos los sectores, relacionados con el fin de contrato, solicitud de bonificaciones, aplazamiento de pago o condonación de deuda.

En concreto, destacan el sector hotelero y 'retail' como los más afectados en número de solicitudes, debido al cierre temporal, limitación de aforos y restricciones de movilidad que se han impuesto en España para frenar la expansión del coronavirus.

Por ejemplo, el sector hotelero ha solicitado en un 19,23% el aplazamiento de pago, mientras que en los centros comerciales se han centrado en las solicitudes de bonificaciones con un 32,29%.

El informe también muestra que las oficinas han conseguido adaptarse a este nuevo escenario. Además, a 31 de diciembre, aproximadamente el 95% de los inquilinos mantenían sus oficinas abiertas.

Por ello, aunque el teletrabajo sea la opción preferida por las empresas, se estima que con la distribución de las primeras vacunas en el primer semestre del 2021 las empresas empiecen a definir su modelo de trabajo, ya sea apostando por el remoto, reunificando sedes o apostando por un modelo semipresencial.

El sector logístico aguanta

El estudio muestra que el sector logístico ha sido uno de los sectores que ha presentado mejor comportamiento en el mercado inmobiliario durante 2020, debido, principalmente, al auge del comercio 'online'.

De esta forma, la penetración del 'ecommerce' en el mercado provocará un aumento de la demanda de suelo logístico en 2021 y en los próximos años, al cerrar 2020 con cifras de inversión superiores a las estimadas.

La automatización de los edificios logísticos con incorporación de nuevas tecnologías para la optimización de costes, y la necesidad de crear espacios logísticos más sostenibles con la reducción de la huella de carbono, serán otros de los grandes retos a los que se enfrentará el sector logístico en el corto y medio plazo.