Los últimos meses han sido una auténtica montaña rusa para las empresas de logística. Así lo explica el consejero delegado de Seur, Alberto Navarro, quien recuerda que su sector "que ya era esencial se ha vuelto visible" durante los confinamientos ya que han sido los encargados de garantizar la seguridad de los suministros. 

Noticias relacionadas

Un tiempo en el que el consumo ha ido cambiando y ha pasado del canal ‘retail’ al online. Muestra de ello, explica Navarro, es que "estamos un crecimiento del 30% en online". Eso es lo que permite que el resto del negocio se vea compensado, ya que "el consumo neto cae" fruto de la situación económica. 

Esa tendencia de "aceleración", explica, se mantendrá durante el año que viene aunque con un incremento bastante inferior. Y es que parece que la compra online parece haber venido para quedarse en nuestras vidas. "Hay sectores como automoción donde hay una gran desaceleración, pero otros como el de la alimentación están creciendo mucho", añade el CEO de Seur. 

La cadena de frío

Y es que el de la alimentación ha sido uno de los sectores que más impulso ha recibido durante los confinamientos. Esto ha hecho que Seur haya tenido que reorientar su programa de control de la cadena de frío. Una red que "estaba centrada en el canal horeca (bares y restaurantes) y que ahora también se emplea para el canal retail". 

Navarro explica que desde marzo hasta aquí han contratado a 2.000 personas, y que han tenido que desarrollar nuevos protocolos para garantizar la seguridad en la entregas. "Al final hemos visto una aceleración de todos los planes que teníamos", sentencia. No sólo eso, es que de aquí a final de año van a poner en marcha 25 nuevas infraestructuras

Una expansión que se está llevando a cabo en un contexto de oferta cada vez más competitivo. Para Navarro, "el ecommerce está cambiando el mix de trabajo, con envíos cada vez más pequeños y menor peso que requiere un precio de oferta más agresivo, lo que hace que el precio medio baje". Esto hace que "pese a las inversiones sigamos ganando dinero". 

Lo que parece tener claro el CEO de Seur es que en los próximos años la clave de su negocio va a estar en la sostenibilidad. El auge de las entregas en dos horas obliga a ello. "Será rentable en la medida en la que el cliente lo demande", explica, para añadir que para la alimentación cada vez es más frecuente este sistema. 

Nuevos vehículos

"Aquí es donde vemos que tiene que ser una entrega sostenible, porque se producen en entornos urbanos con una gran densidad y se generan multitud de envíos", relata. Ahí es donde Seur trabaja con nuevos sistemas que serán cada vez más protagonistas de la nueva modalidad urbana: vehículos eléctricos o de gas, cargobikes, bici eléctrica o andarines. 

El objetivo de la compañía es lograr en 2025 tener 225 ciudades en todo el mundo con repartos sostenibles. "En España serán 20 ciudades en las que daremos servicio a cerca de diez millones de habitantes", añade Navarro.

Todo ello en un contexto en el que también se está apostando por unas entregas cada vez más sostenibles con la implementación de nuevos puntos en tiendas de conveniencia.