El grupo Iparlat, interproveedor lácteo de Mercadona, cerró el ejercicio 2019 con una caída del 84% de su beneficio neto, pasando de 5,3 millones en 2018 a 857.290 euros, mientras que sus ventas también se redujeron hasta los 292,6 millones de euros, un 4,5% menos con respecto a 2018, según las cuentas depositadas recientemente en el Registro Mercantil. 

Noticias relacionadas

Este año coincidió con el cambio de estrategia de Mercadona, que abrió el abanico de proveedores pasando a ser ‘Totalers’. Medida que implicó dejar de trabajar solo con 120 empresas para hacerlo con 1.400 proveedores. De esta forma, la principal cadena del país con una cuota de mercado del 25%, abrió las puertas de sus 1.600 establecimientos a más proveedores

Y aquí es lógico que los interproveedores más antiguos lo noten. Iparlat es desde marzo de 2009 interproveedor del principal cliente del grupo, Mercadona. En su caso, la empresa guipuzcoana es de los proveedores más fieles que tiene la cadena de Juan Roig siendo de los principales suministradores de leche líquida y productos lácteos.

“De acuerdo con la estrategia establecida, se pretende especializar al Grupo lparlat en la fabricación de productos lácteos y venta de los mismos para marcas de distribución, fundamentalmente marca Hacendado para el cliente Mercadona sobre la base de invertir en medios productivos para conseguir la mayor eficiencia industrial”, según se desprende de la auditoría de sus cuentas consolidadas del grupo. Formando parte de esta estrategia, lparlat detalla que vendió en ejercicios anteriores sus marcas comerciales.

Su colaboración es tan estrecha con la empresa de Juan Roig que han llegado a realizar campañas de colaboración conjuntas este año. Así, Mercadona, en colaboración con Iparlat, donó en mayo 63.000 litros de leche al Banco de Alimentos y a Cruz Roja Guipúzcoa. En total, desde el 30 de marzo y hasta la fecha, la compañía ha entregado más de 131 toneladas de productos de primera necesidad a diversas entidades sociales guipuzcoanas.