El presidente de Ebro Foods, Antonio Hernández Callejas, ha destacado que la multinacional española ha salido "reforzada" de la crisis sanitaria al conseguir mantener el crecimiento del negocio en los peores momentos del coronavirus.

Noticias relacionadas

"Hemos podido mantener el crecimiento del negocio en los peores momentos del coronavirus, respondiendo a las demandas, en algunos casos de extraordinario volumen, de nuestros clientes", ha asegurado Hernández Callejas en su discurso a los accionistas en el transcurso de la junta general, que se ha celebrado de forma telemática tras los rebrotes del coronavirus en España.

El presidente de Ebro ha recalcado que la compañía ha salido "reforzada" de esta crisis sanitaria y está "lista" para seguir con su plan estratégico, "gracias al apoyo fundamental de todos los trabajadores y directivos, que han dado ejemplo en esos momentos tan difíciles".

De esta forma, Hernández Callejas ha subrayado que 2019 ha sido un ejercicio de "recuperación", en el que se han puesto las bases para seguir creciendo de "manera sólida" en el futuro.

El fabricante de SOS y Garofalo cerró 2019 con unas ventas de 2.813 millones de euros, lo que supone un incremento del 7,6%, mientras que su beneficio alcanzó los 141,7 millones de euros, en línea con el registrado el ejercicio precedente.

"Nuestro negocio arrocero ha corregido las ineficiencias en Norteamérica, mientras que las marcas principales han avanzado muy favorablemente. Hemos seguido liderando la innovación y el 'convenience' y crecido en el segmento 'premium' con un comportamiento espectacular de Bertagni y Garofalo", ha indicado.

"Además, hemos afianzado el 'equity' de nuestras principales marcas y tomado importantes decisiones estratégicas, como la venta del negocio BIO y la adquisición de Tilda", ha recordado sobre los principales hitos del grupo durante el pasado ejercicio.

Respecto a la evolución del plan estratégico 2019-2021 del grupo, Hernández Callejas ha señalado que en el segundo año de su 'hoja de ruta' otro de los objetivos ha sido la depuración de los negocios, para lo que se decidió en 2019 desprenderse de la línea de alimentación BIO, por lo que se vendió Celnat y Vegetalia, lo que ha supuesto una plusvalía de 20 millones de euros.

"Pero igual que consideramos la desinversión de activos, también seguimos con atención los negocios que consideramos estratégicos y relevantes. Fruto de ese seguimiento negociamos en exclusiva con el grupo Hain la compra de Tilda", ha recordado el directivo, que ha señalado que la incorporación de la nueva marca refuerza la posición de Ebro India.

Inversiones

Hernández Callejas también ha subrayado que durante el pasado ejercicio, Ebro ha continuado con su "potente crecimiento orgánico" tras invertir capital por 149 millones de euros. Así, entre las inversiones más destacadas figuran los más de 50 millones de euros para el inicio de la construcción de la planta de Rinconada o los más de 29 millones en la pasta 'premium' de Garofalo.

"Estamos dando cumplimiento a las directrices del plan estratégico en invertir en 'convenience', premium y fresco. Tras la pandemia estaremos también en alerta y muy sensibles a los posibles cambios de comportamiento del consumidor", ha adelantado, sobre las nuevas tendencias de consumo que se darán tras la crisis sanitaria.

Hernández Calleja ha avanzado que la multinacional tendrá "especial cuidado en ayudar a la recuperación de la economía con el adelanto de inversiones de 'capex' con el objetivo de generar más empleo ahora, que es cuando más se necesita".

Venta de filial en Egipto

Por otro lado, el presidente de Ebro ha señalado que en la división de arroz, la compañía está valorando vender la filial de Egipto tras haber perdido ese país su estatus de país exportador, mientras que en Oriente Medio han configurado un nuevo 'hub', localizado en Dubai, para atender las crecientes ventas en ese área geográfica.

Mientras que en el área de pasta ha subrayado la buena evolución de la pasta 'premium' de Garofalo en España, que se ha situado en el primer semestre de 2020 en el segundo lugar de las ventas de pasta con marca.

Aprueba dividendo

De esta forma, la junta de accionistas ha aprobado el pago de un dividendo de 0,57 euros, que se hará efectivo en tres pagos de 0,19 euros por acción cada uno de ellos los días 1 de abril, 30 de junio y 1 de octubre de 2020.

"Estamos invirtiendo con fuerza en proyectos de desarrollo orgánico y también hemos hecho un esfuerzo para la adquisición de Tilda, lo que supone haber realizado una importante salida de caja, por lo que propongo mantener el dividendo ordinario en 0,57 euros", ha explicado Hernández Callejas durante su discurso a los accionistas.

Además, se ha dado 'luz verde' al alza de la remuneración fija del consejero ejecutivo del grupo, Antonio Hernández Callejas, que pasará de los 1,05 millones de euros que percibió en 2019 a los 1,25 millones de euros brutos en 2020 y llegará hasta los 1,5 millones de euros en 2021, lo que supondrá un incremento del 42,8% en dos años, así como la política de remuneraciones de los consejeros para los próximos ejercicios.

Los accionistas también han aprobado que se fije en 14 el número de consejeros de su órgano rector, así como el nombramiento como consejero de Javier Fernández Alonso, representante de Corporación Financiera Alba.

Por último, han acordado la renovación de Ernst & Young (E&Y) como auditor de las cuentas de Ebro y de su grupo consolidado para los ejercicios 2020, 2021 y 2022.