Heineken cerró el primer trimestre con un beneficio neto de 94 millones de euros, un 68,5% menos que el obtenido en el mismo periodo del año anterior (299 millones de euros) debido a las restricciones que los países han impuesto para tratar de parar la expansión del Covid-19 y que han impactado especialmente en el canal de la hostelería. 

Noticias relacionadas

En marzo el volumen de cerveza se ha hundido un 14%. En Europa, disminuyó orgánicamente en un 1,4% en el trimestre, con una caída del 15,3% en marzo. En países como Italia la caída fue de un tercio en el tercer mes del año, mientras que en España fue de un cuarto. En ambos países bares y restaurante permanecen cerrados. De hecho, en nuestro territorio se han lanzado al rescate de lo bares

Debido a la crisis del coronavirus, la compañía holandesa también cambiará su política de dividendos y no pagará dividendos provisionales después de su resultados de medio año en agosto de 2020 como ya venía haciendo.

Peores previsiones

La cervecera ha advertido de que sus resultados irán a peor en el segundo trimestre del año. “La segunda mitad del año se espera que se vea afectado. Aunque se pueden levantar los bloqueos, pero es probable que el impacto en la economía permanezca”, según la compañía. 

Así, estiman que sus resultados en 2020 se vean afectados por menores volúmenes y otros efectos, que incluyen un riesgo significativo de impactos negativos en las transacciones y las conversiones debido a la devaluación de las monedas de los mercados emergentes frente al dólar estadounidense y el euro.

También prevén un aumento de los riesgos por pérdidas crediticias de los clientes, la continuidad del negocio de pequeños proveedores, desvalorizaciones y contratos de cobertura no efectivos.

Heineken reconoce que, desde un principio, se han establecido equipos de gestión de crisis en un ámbito global, regional y local “para garantizar una respuesta coordinada con respecto a la salud y seguridad de nuestros empleados, continuidad del negocio y la implementación de acciones atenuantes”. También han reducido gastos en viajes internacionales y eventos corporativos.