La cadena textil británica Primark cifra en 650 millones de libras esterlinas (708 millones de euros) las pérdidas en ventas netas cada mes tras el cierre este fin de semana todos sus establecimientos en el Reino Unido como parte de las medidas de contención de la pandemia de coronavirus, con lo que la compañía ha clausurado sus 376 establecimientos en 12 países. 

Noticias relacionadas

La situación obliga a la cadena a tirar de su negocio azucarero. Gran parte del negocio de Associated British Foods (ABF), matriz de Primark, depende directamente de los precios del azúcar. La crisis de los precios del azúcar lleva años afectando a su filial en España, Azucarera. Sin embargo, la situación provocada por el coronavirus ha fortalecido su negocio azucarero. Además, ABF ha subrayado que no ha observado ningún impacto material en sus negocios de azúcar, alimentación e ingredientes.

De hecho, Azucarera ha acondicionado toda su actividad en España a las nuevas circunstancias provocadas por el Covid-19 con el objetivo de garantizar el suministro de azúcar al mercado español. Lo servicios centrales de Madrid y Barcelona están completamente operativos.

Liquidez y sólido balance

La multinacional ha subrayado que cuenta con un sólido balance y una liquidez sustancial, con alrededor de 800 millones de libras (869 millones de euros) en efectivo a mediados del ejercicio, además de una facilidad de crédito de unos 1.100 millones de libras (1.194 millones de euros), por lo que dispone de unos 1.900 millones de libras (2.063 millones de euros).

Con el fin de mitigar la contribución perdida de estas ventas, la multinacional ha establecido una serie de corrientes de trabajo y está revisando su política de gastos al completo. En primer lugar, se ha determinado una reducción sustancial de los gastos discrecionales y se está avanzando en el ajuste de los costes fijos tras mantener negociaciones con socios comerciales, incluyendo los propietarios de los edificios donde se ubican los locales comerciales.

"Como resultado, actualmente esperamos ser capaces de recuperar alrededor del 50% del total de los costes operativos", precisó la compañía, que ha anunciado a sus proveedores que "lamentablemente, dejará de realizar nuevos pedidos".

Empleados en España

En medio del aluvión de Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) que se están anunciando en el sector textil, Primark hará frente al cierre de tiendas con el pago del salario de todos sus empleados en España (casi 8.000) sin poner en marcha ningún despido temporal; al menos de momento. 

Así lo confirman fuentes sindicales a Invertia. El pasado 13 de marzo, Primark comenzó a cerrar tiendas en Madrid, La Rioja y País Vasco; y el sábado hizo lo propio con las restantes en toda España, donde cuenta con 47 establecimientos siendo el de Gran Vía (Madrid) su mayor icono. 

Tras esta medida, comunicó a sus empleados que “harían frente al coste de la misma” y no aplicará un ERTE -igual que ha garantizado Inditex-. Además, resulta curioso ya que Primark no tienen venta online y, por tanto, no puede ni tan siquiera paliar la caída del negocio con las ventas a través de Internet.

No obstante, los sindicatos no descartan que desde la dirección en Dublín (Irlanda) no cambien de opinión y se acojan a la medida del Gobierno anunciada el pasado martes. De hecho, el lunes tomarán una decisión y la comunicarán a los empleados, según fuentes sindicales.