Las cadenas de supermercados son de los pocos establecimientos cuya apertura está garantizada en el decreto de estado de alarma en España. Pero dado el aluvión de ciudadanos que temen quedarse sin alimentos y la carga de trabajo de las plantillas, muchas empresas han cambiado horarios, condiciones de venta y protocolos con sus empleados. 

Noticias relacionadas

La primera en anunciar cambios fue Mercadona. Así, su nuevo horario de apertura será de 09:00 a 19:00 horas. No obstante, dada la excepcionalidad de la situación, se irá adaptando a las circunstancias cambiantes, modificaciones que, de llevarse a cabo, serán comunicadas en cada momento.

Por su parte, Dia cambiará este martes su horario en toda España de 10:00 a 20:00 horas “para ayudar a  nuestros empleados a realizar mejor su trabajo y continuar dando servicio a la población”, explican.

Y en el caso de Carrefour, desde hoy su horario es de 9:00 a 21:00 horas con el objetivo también de facilitar el trabajo de su plantilla; mientras que Lidl abre desde este lunes de 9:00 a 20:00 horas. 

El Corte Inglés ha modificado el horario de atención al público de 10.00 a 20.00 horas, aunque precisa que se podrían introducir modificaciones en función de la evolución de la situación.

Limitaciones de aforo

Por otro lado, Mercadona limitará a partir de este lunes el aforo de sus establecimientos, con el objetivo de que se pueda garantizar la distancia de un metro recomendada por las autoridades sanitarias para evitar el contagio del coronavirus. Para garantizar que no se excede el número de personas permitido, será el guardia de seguridad (o el encargado del supermercado) quien ordene el tráfico interior.

Asimismo, no se admitirán, en ningún caso y bajo ningún concepto, devoluciones de producto. Mercadona asegura también que ha adoptado medidas internas para reforzar la salud y seguridad de sus trabajadores. 

Por su parte, Dia ha facilitado a los empleados de tiendas y almacenes geles desinfectantes de manos. Se incorpora cartelería en tienda con las recomendaciones de higiene de las autoridades sanitarias. "También ha reforzado con cartelería visual en tienda y por megafonía la comunicación sobre la distancia mínima de seguridad de un metro a seguir entre los clientes así como con los empleados", explican desde la compañía a este medio. Esto podrá afectar al aforo de la tienda.

Otra de las medidas según la cadena de alimentación es implementar un protocolo específico para preparadores y repartidores de nuestro servicio online y el uso obligatorio de guantes de vinilo. Además, los repartidores dejarán las bolsas en la puerta de los clientes manteniendo una distancia de seguridad mínima de metro y firmarán el propio albarán con el fin de evitar contacto del cliente con el dispositivo móvil.

Carrefour también ha puesto en marcha todo tipo de protocolos que incluyen: gel, guantes, mascarillas, vinilos en el suelo y la posibilidad de controlar el aforo, entre otras medidas.

Y Lidl también aplica la distancia de seguridad de un metro; así como la limitación de acceso a una persona por unidad familiar o de aforo a 50 personas entre otras medidas. 

El acceso a los centros de El Corte Inglés se deberá realizar de forma individual, no en grupos, y se tendrán que mantener las distancias mínimas de seguridad recomendadas por las autoridades competentes, es decir, al menos un metro; e insta a los clientes a que se evite el contacto físico con otras personas y que siempre que sea posible, el pago se realice a través del teléfono móvil o con tarjeta.