Ante la posibilidad de que las autoridades decidan cerrar Madrid o una parte, los supermercados vuelven a hacer un llamamiento a la calma porque, en caso de que ocurra este blindaje, el suministro está más que "garantizado y sin problemas de desabastecimiento", tal y como está ocurriendo en Italia.

Noticias relacionadas

“Estamos trabajando en todo momento con el Ministerio de Sanidad y los sindicatos e iremos trabajando sobre cada escenario”, aseguran fuentes de Anged, la patronal de la gran distribución, que agrupa a Carrefour, Alcampo, El Corte Inglés o Eroski

Desde la patronal aseguran el suministro de alimentos en Madrid ante cualquier escenario, algo que también corroboran desde la Asociación Española de Distribuidores, Autoservicios y Supermercados (Asedas), que aglutina a cadenas como Mercadona o Dia. 

Además, como ejemplo ponen a Italia. El país alpino se ha blindado y aislado por completo frente al coronavirus. Lo único que está abierto son las farmacias y los supermercados. Eso sí, con algunos protocolos nuevos como colas manteniendo una distancia de un metro o aforos limitados para evitar contagios. 

Y por si no fuera suficiente llamamiento a la calma, Anged recuerda que en los últimos tres días en los que ha cundido el pánico y en el que empresas como Mercadona se han visto obligadas a suspender temporalmente su servicio online “no ha habido ningún problemas de desabastecimiento”. 

Eso sí, fuentes del sector señalan que pueden darse problemas de logística, pero es normal por el elevado volumen de ventas. “Se está reordenando rutas y surtidos”, explican. De hecho, en muchos casos las plantillas de los supermercados están doblando turnos para que no haya problemas. Alrededor de 400.000 empleados de la distribución, tanto en tiendas como en plataformas logísticas, están trabajando "a pleno rendimiento", según datos de Asedas.

El Corte Inglés, Carrefour y Mercadona

De la misma forma que las cadenas garantizan el suministro, algunas están implementado protocolos, como es el caso de El Corte Inglés. Así, han decidido enviar a su casa a aquellas personas que presenten algún tipo de situación especial y en servicios centrales ha optado por establecer equipos de trabajo paralelos.

También destacan medidas de cara a los clientes, como la potenciación del servicio de click&collect permite realizar la compra online y recoger la mercancía en un punto específico del centro comercial. 

La compañía, que está en permanente contacto con el Ministerio de Sanidad y con las autoridades competentes, "está preparada para adaptar su actividad a las nuevas situaciones a fin de mantener el desarrollo del negocio y proteger la salud de empleados y clientes", señalan.

De la misma forma, cadenas como Mercadona afirman a este medio que actualmente la situación en sus tiendas es “de normalidad” y que harán lo que “las autoridades digan”. 

Y desde Carrefour mismo discurso. “Todos nuestros hipermercados y supermercados en toda España están abiertos en horario habitual y estamos trabajando con colaboradores y proveedores para garantizar la disponibilidad de los productos para nuestros clientes”, señalan a este medio.