Ferrovial, a través de un consorcio liderado por sus filiales Ferrovial Construcción y Webber, se ha adjudicado la ampliación de la autopista I-35, ubicada en San Antonio (Texas). El valor del contrato asciende a 1.500 millones de dólares (equivalentes a unos 1.273 millones de euros).

Noticias relacionadas

Según indica Ferrovial en un comunicado, el Departamento de Transporte de Texas ha seleccionado a la compañía española para que lleve a cabo el diseño, la construcción y el mantenimiento de un tramo sin peaje de más de 15 kilómetros a lo largo de la I-35, que incluye la construcción de 29 kilómetros de carriles elevados en viaducto.

El proyecto se extiende entre las ciudades de San Antonio, Live Oak, Selma y Schertz, en los condados de Bexar y Guadalupe. Está previsto que las obras, que comenzarán en 2022, tengan una duración de seis años.

Cifras

El proyecto incluye más de 800 vanos de construcción de puentes, 4.500 vigas de hormigón, 15.000 toneladas de vigas de acero y 550.000 metros cuadrados de tableros de puentes.

Ferrovial Construcción y Webber han llevado a cabo de forma conjunta cinco proyectos de diseño y construcción en Texas por un valor total de 6.000 millones de dólares con obras como la LBJ Express, valorada en 2.100 millones de dólares, los segmentos 1 y 2 de la North Tarrant Express por 1.500 millones de dólares o el segmento 3A de la I-35W por un valor de 1.300 millones de dólares, entre otros.