La SEPI se ha encontrado con nuevos inconvenientes para dar luz verde al rescate de Duro Felguera, decidido hace tres semanas en los despachos de la entidad de titularidad pública. Las informaciones confirmadas por Invertia indican que la sociedad estudia la propuesta de la dirección de la compañía asturiana para dar entrada en el capital a Jesús Martín Buezas, dueño de Capital Energy.

Noticias relacionadas

Sería el último paso para aprobar definitivamente el rescate de 120 millones que pidió en agosto Duro Felguera a la entidad pública. Un rescate que implicaría la entrada de la SEPI como accionista mayoritario de la empresa asturiana. 

La Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) pidió tres condiciones para entrar en Duro Felguera: refinanciar la deuda con la banca, cambiar a sus gestores encabezados por el CEO José María Orihuela y dar entrada a un socio capitalista que aportase estabilidad.

En el caso de la banca acreedora, las fuentes consultadas por este diario indican que ya se habría alcanzado un pacto para refinanciar la deuda de 85 millones de euros y obtener liquidez adicional por otros 100 millones. Duro Felguera se comprometió a un primer pago del 20% del montante y que CESCE avalara hasta un 80% de los avales otorgados.

Del mismo modo, se levantó la exigencia de que Duro Felguera diese entrada a un socio que aportase liquidez y se abrió la puerta a que proporcionase solo proyectos y cartera de clientes.

Respaldo económico

En este sentido, las fuentes consultadas por este diario confirman que el inversor elegido por Duro Felguera para entrar en su capital ha sido finalmente el dueño de la empresa de energías renovables, al considerar que era la propuesta que otorgaba mayor valor a la compañía asturiana. 

Hace unas semanas se abrió un casting para valorar propuestas de inversores a cargo de Alantra. Se recibieron cinco propuestas, pero la gestora solo valoró cuatro y excluyó la de Blas Herrero porque no firmó los acuerdos de confidencialidad.

No obstante, en la SEPI todavía no dan luz verde a la entrada de Jesús Martín Buezas porque tienen dudas respecto de que sea el inversor que en estos momentos necesita Duro Felguera. En la sociedad estatal creen que el proyecto del dueño de Capital Energy no tiene el respaldo económico necesario ni el corto ni en el mediano plazo. 

Así es como las opciones de la SEPI en estos momentos son básicamente dos: la primera es aprobar el rescate con el apoyo ya confirmado del Principado de Asturias entrando con una participación minoritaria y temporal o hacerlo además junto con Martín Buezas.

El problema es que el dueño de Capital Energy no aportaría recursos frescos, lo que impediría otorgarle algún tipo de participación en la futura compañía y distorsionaría la entrada de la SEPI como accionista mayoritario, condición necesaria de la sociedad estatal para aprobar el rescate.

Cambios en Duro Felguera

Del mismo modo, con Martín Buezas como socio podría bloquearse la intención de la SEPI de sustituir a Orihuela como CEO y nombrar a un técnico especialista en sanear empresas. Dicho de otra manera, no quiere elementos que puedan distorsionar su plan de rescate más inmediato.

La viabilidad de Duro Felguera pasa por la entrada de nuevos socios, pero en la SEPI creen que quizás es pronto para dar entrada a un inversor, antes de que se haga una auditoría de Duro Felguera y se emprendan los primeros movimientos para asegurar su viabilidad.