La constructora OHL ha registrado unas pérdidas de 114,2 millones de euros en los primeros nueves meses del año, un resultado que se ha visto afectado negativamente tanto por la Covid-19 como por el deterioro de instrumentos financieros con empresas vinculadas, según ha remitido la empresa a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Noticias relacionadas

A pesar de los últimos contratos ganados en Estados Unidos, que han supuesto ampliar la cartera de construcción en 1.066,9 millones de euros, en su conjunto se ha visto reducida en un 8% hasta 5.020,2 millones de euros. Por áreas geográficas, Europa representa un 43,2%, EE. UU. un 39,0% y LatAm un 16,1%. El 76,3% de la cifra de negocio se ha realizado en el exterior, frente al 70,1% del mismo periodo
de 2019.  

OHL ha cerrado los nueve primeros meses de 2020 marcados por los efectos de la pandemia con unas ventas de 2.070,4 millones de euros (-2,3%), un ebitda de 53,5 millones de euros (+33,4% superior respecto al mismo periodo de 2019) y un resultado de explotación de 0,3 millones de euros. Según ha informado la compañía, el efecto negativo del Covid-19 en la cuenta de resultados en este periodo se traduce en un impacto valorado de 30 millones de euros en su resultado bruto de explotación (Ebitda).

Provisión por Villar Mir

Asimismo, la deuda de 133,8 millones de euros que Grupo Villar Mir mantiene con OHL generó una provisión de 35,8 millones de euros, tras estimar un valor recuperable que considera el valor razonable de las garantías existentes.

La compañía participada por los hermanos mexicanos Amodio explica que ha realizado esta provisión con independencia de que prevé alcanzar un acuerdo que le permite recuperar la mayor parte de esta deuda contraída a través de dos créditos, uno con GVM por importe de 93,2 millones y otro con Pacadar por otros 40,6 millones.

Deterioros por Canalejas

Los retrasos en el Centro Canalejas por la pandemia, uno de los mayores desarrollos comerciales de lujo en el centro de la capital, han provocado que OHL realizara un deterioro de la inversión valorado en 15,6 millones de euros

Con motivo de la pandemia, ha explicado la compañía, se ha producido un retraso significativo en la apertura del hotel, así como en todos los aspectos relacionados con la galería comercial (apertura, cierre de contratos con firmas arrendatarias de los locales, etc.). Este hecho ha requerido una mayor inversión en el complejo hasta ascender la cifra a 115,8 millones de euros a 30 de septiembre de 2020.