Sacyr ha confirmado que se seguirán defendiendo en instancias internacionales en relación al contencioso que mantienen por presuntos sobrecostes en la construcción de la ampliación del Canal de Panamá.  

Noticias relacionadas

Este viernes se ha conocido el laudo de la Cámara Internacional de Comercio (ICC) que estipula que GUPC -participada en un 41,6% por Sacyr- debe devolver a la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) aproximadamente 240 millones de dólares de los 265 millones que la Junta de Resolución de Conflictos (DAB, por sus siglas en inglés) sí reconoció en su momento.

Esta reclamación suponía solamente el 8,8% del total de las interpuestas por GUPC y sus socios, indica la compañía española.

En este arbitraje concreto, GUPC pedía 430 millones más intereses y la ACP, a su vez, reclamó la devolución de 264 millones. Al respecto, Sacyr ha indicado que respeta, "aunque no comparte", la decisión del tribunal arbitral de ICC, "contradictoria con la decisión del DAB".

Situación financiera

"Sacyr y GUPC seguirán defendiendo en las distintas instancias internacionales sus argumentos en las reclamaciones que considera justas". han indicado. 

En cualquier caso, la compañía ha asegurado que tiene caja suficiente para acfrontar un fallo adverso. "Sacyr, que hoy está enfocado en la promoción y gestión de activos concesionales, tiene una estable y positiva situación financiera, la cual le permitirá atender el resultado de este laudo sin comprometer su solvencia financiera ni los proyectos en curso".

"El laudo de ICC sobre el basalto y la fórmula del hormigón sí reconoce a GUPC 25 millones de dólares aproximadamente en concepto de gastos adicionales de laboratorio y por la existencia de fallas no detectadas en el terreno", ha dicho.

"Sacyr y GUPC seguirán defendiendo en las distintas instancias internacionales (ICC, UNCITRAL) sus argumentos en relación con las reclamaciones justas que está haciendo a ACP", han concluído.