Manuel Manrique, presidente de Sacyr, está convencido de que las grandes empresas deben apostar por crear "empleo de calidad", algo que será esencial de cara a la salida de la crisis económica que se avecina. 

Noticias relacionadas

Para lograrlo considera que desde el Gobierno debe asumirse la importancia que tiene apostar por las infraestructuras, entendidas por algo más que carreteras como aquellas de depuración de aguas, redes energéticas o que fomenten la movilidad sostenible. En definitiva, "aquellas que nos permitan ser líderes en la descarbonización de la economía". 

Apostar por ese tipo de infraestructuras permitiría, entre otras cosas, "favorecer la cohesión territorial y se daría igualdad de oportunidad de acceso a los servicios", ha dicho el presidente de Sacyr durante la Cumbre Empresarial organizada por la CEOE.

Acuerdo político

Ante esta situación Manrique ha pedido un gran acuerdo político en torno a estos temas que aporte "seguridad jurídica" y permita a España "atraer inversión extranjera", algo que es fundamental. 

Si lo hacemos, ha dicho, "podríamos ponernos a la cabeza de la lucha contra el cambio climático. Esto dará lugar a nuevos sectores de actividad e innovación y a un cambio profundo para un modelo descarbonizado de la economía".

Para lograrlo, además de seguridad jurídica, Manrique ha insistido en que es necesario que haya "certidumbre y fiabilidad en un marco estable con cierta racionalidad en la toma de decisiones y una rentabilidad razonable con un riesgo controlado".

Como ejemplo de lo que se puede conseguir ha puesto a su propia compañía. Sólo durante el año pasado fue capaz de cerrar 4.000 millones de euros en inversión en proyectos en Latinoamérica, ¿no vamos a ser capaces de hacerlo en España?, se ha preguntado. 

Ahora bien, Manrique no sólo pone deberes al Gobierno. También a las empresas. Más allá del empleo de calidad, también cree que deben "poner en valor a la sociedad, reconocer errores y corregirlos y lograr que no haya unos sectores más favorecidos que otros".