La dirección de Banco Sabadell ha propuesto a los sindicatos un plan de ajuste de la plantilla que contempla el despido de 1.900 empleados y ha comunicado que encargará a Manpower el plan de recolocación dentro del expediente de regulación de empleo (ERE) ya anunciado, según han afirmado fuentes de la negociación.

Noticias relacionadas

Este recorte supone en torno a un 12,5% de la plantilla que la entidad tiene en España, de 15.000 trabajadores. El plan de ajuste se aplicará, sobre todo, en la red de oficinas y 'servicing' al concentrar el 85% del total de salidas propuestas, si bien la afectación final dependerá del empeño y del esfuerzo de la mesa negociadora.

Así lo ha trasladado la entidad a la representación sindical en la primera reunión del periodo previo de negociación del ERE anunciado el pasado lunes. La intención de Sabadell es incluir un mecanismo de prejubilación, bajas incentivadas y un plan social de recolocación, que llevará a cabo Manpower, "muy por encima de los estándares de mercado". La próxima reunión se producirá el martes, 7 de septiembre.

Rentabilidad

Banco Sabadell fundamenta este procedimiento en la búsqueda de mayor rentabilidad, contemplada en su plan estratégico de 2021-2023. En este plan, la entidad señalaba que continuaría con su esfuerzo en la contención y reducción de costes derivados de la transformación del modelo de negocio, la automatización y la simplificación de procesos, y recogía el objetivo de reducir 100 millones de euros en costes.

Así, la entidad habría alegado las caídas del margen y del ROE (este último está en torno al 3%), que afectan a todo el sector, y una rentabilidad por debajo del coste de capital (coste que sería superior al 9%) como motivos para justificar este recorte de plantilla.

Este ERE se produce después de que a finales de 2020, la entidad presidida por Josep Oliu pactase con los sindicatos la salida de alrededor de 1.800 empleados del banco.

Al respecto, el banco ha trasladado que este plan de salidas voluntarias no habría sido suficiente para ganar en competitividad y garantizar la sostenibilidad.