CaixaBank ha recibido una sobredemanda para cubrir voluntariamente su Expediente de Regulación de Empleo (ERE). La entidad ha registrado 7.891 solicitudes de trabajadores que quieren abandonar la entidad en el marco de este proceso, lo que supone un 22% más que el número de plazas que hay para ello, según han informado fuentes sindicales a Invertia.

Noticias relacionadas

Más concretamente, en las últimas dos semanas, cuando estaba abierto el plazo para la primera fase de adhesión voluntaria al ERE, el banco ha recibido 7.891 solicitudes para las 6.452 plazas que tiene el proceso.

El plazo para apuntarse voluntariamente al ERE se abrió el pasado 16 de julio y terminaba este viernes a las 15 horas, si bien a esta hora ya hay un 22% más de solicitudes que vacantes. También termina el plazo para solicitar una recolocación en empresas del grupo.