BBVA ganó 1.911 millones de euros entre enero y junio de este año, frente a las abultadas pérdidas de 1.157 millones que registró en las mismas fechas del pasado ejercicio por el impacto de la pandemia en sus cuentas.

Noticias relacionadas

Este semestre, el banco contabilizó el coste de 696 millones del Expediente de Regulación de Empleo (ERE) para 2.935 empleados, así como el impacto positivo de la venta de su filial de Estados Unidos, que ha sumado 280 millones al beneficio de la primera mitad del año (más otros 302 millones que se sumaron en el cuarto trimestre de 2020). Sin tener en cuenta estos impactos, el beneficio recurrente de BBVA en el trimestre fue de 1.294 millones de euros, lo que implica superar los niveles previos a la pandemia.

Teniendo en cuenta el semestre, el margen de intereses alcanzó los 6.955 millones de euros, un 0,9% más que en el mismo periodo del año anterior, con mayor aportación de México (+3,9%). Fue intenso el crecimiento de las comisiones netas en las principales áreas de negocio, con un crecimiento del 19,7%, hasta los 2.315 millones de euros, impulsadas por una mayor actividad.

En conjunto, los ingresos recurrentes de la actividad bancaria crecieron un 5% interanual, hasta 9.270 millones de euros. Destacó también el desempeño del ROF, que alcanzó 1.084 millones (+14,8% interanual). Así, el margen bruto se impulsó un 4,9% en el primer semestre de 2021, hasta 10.259 millones de euros.

La tasa de morosidad se situó en el 4,2% a cierre de junio, ligeramente por debajo del ratio del trimestre anterior (4,3%), mientras que la tasa de cobertura se situó en el 77%, al tiempo que el coste del riesgo (en tasa acumulada) evolucionó mejor de lo esperado, situándose en el 1%. Estas cifras excluyen los saldos correspondientes al negocio de Estados Unidos vendido a PNC.

Por su parte, la cifra bruta de préstamos y anticipos a la clientela registró un crecimiento del 1,3% con respecto al cierre de 2020, hasta 327.372 millones de euros, principalmente por el dinamismo de la actividad crediticia en Turquía, España y México.

Los recursos de clientes presentaron un ligero crecimiento del 0,6% con respecto al cierre de diciembre de 2020, hasta 448.393 millones de euros, con una positiva evolución de fondos de inversión, fondos de pensiones y otros recursos fuera de balance (+6,5% en el semestre), que compensó la contracción de los depósitos de la clientela (-1,1%).

Dividendos

El banco ha anunciado su intención de reanudar en 2021 su política de dividendos, consistente en un payout íntegramente en efectivo del 35-40% del beneficio, ahora que el Banco Central Europeo (BCE) ha dado libertad a los bancos para hacerlo.

Asimismo, realizará una recompra de hasta el 10% de sus acciones, que comenzará en el último trimestre del año, una vez obtenida la aprobación del supervisor. El ratio CET1 fully loaded proforma, incluyendo este plan de recompra de acciones, se sitúa en el 12,89%.