Cani Fernández, presidenta de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha respondido este viernes a la banca en relación con el expediente abierto a Sabadell, Santander, Bankia y CaixaBank por la concesión de los créditos ICO, defendiendo que existe "base suficiente" a pesar de que se trate de pocos casos, dado que puede haber más.

Noticias relacionadas

"La CNMC no incoa un expediente sancionador si no tiene una base suficiente para investigar", ha aseverado durante el XXXVIII seminario organizado por la Asociación de Periodistas de Información Económica (Apie) y BBVA en Santander. Además, ha apuntado que cuando un afectado denuncia se enfrenta al banco que le está concediendo la financiación, por lo que "el que se atreve a hacer la denuncia es una minoría".

Fernández sale así al paso de las críticas vertidas por José María Roldán, presidente de la Asociación Española de Banca (AEB) el jueves en este mismo foro, en el que lamentó que las aperturas de expedientes se publicaran por el "daño reputacional" y la "pena de telediario" que pueden supoene independientemente del resultado de la investigación.

No prejuzga

La presidenta de la CNMC considera que toda incoación va acompañada de un mensaje en el que se indica que la apertura de expediente no no prejuzga el resultado de la investigación y que el archivo de la misma siempre se publica.

Además, ha valorado que hacerlo público permite a las compañías solicitar clemencia al supervisor, de forma que tiene efectos positivos. "El valor de la vigilancia es disuasorio", ha señalado.

Ha querido aclarar, asimismo, que no se trata de un caso de colusión, sino de competencia desleal, una infracción recogida en el artículo 3 de la Ley de Competencia. "La competencia desleal afecta al interés general", ha apuntado.