BBVA y los sindicatos han mantenido este martes una nueva reunión en el marco de las negociaciones del Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que la entidad pondrá en marcha en los próximos meses. En la misma, el banco se ha abierto a rebajar el número de salidas a 3.305 (frente a los 3.331 anteriores) tras ofrecer a los representantes de los trabajadores recolocar a 493 trabajadores en puestos de atención remota, 26 más que en la reunión anterior, según informan a este periódico fuentes sindicales.

Noticias relacionadas

Además, la entidad ha mejorado las condiciones que ofrece a los trabajadores que se vean afectados por este despido colectivo. Concretamente, ha ofrecido que la antigüedad que se tenga en cuenta para las indemnizaciones sea de diez años, en lugar de los quince anteriores.

En cuanto a las indemnizaciones, ofrece prejubilaciones con hasta el 70% del salario para los empleados de entre 55 y 62 años (con convenio especial de la Segurida Social hasta los 63 años con revalorización del 1% y descontada la prestación por desempleo) y del 65% multiplicado por cuatro para los que tengan de 50 a 54 años con un tope de 250.000 euros.

Primas por antigüedad y voluntariedad

En este último caso, se añade una renta temporal equivalente al convenio especial de la Seguridad Social sin revalorización hasta los 61 años, así como una prima por antigüedad y fracción de 2.000 euros brutos y otra por voluntariedad de 15.000 euros para los que lleven más de quince años en el banco y de 10.000 euros para los que lleven entre diez y quince años trabajando en la entidad.

Para los trabajadores menores de 50 años y los que no cumplan los requisitos de antigüedad ofrece una indemnización de 33 días por año trabajado con un tope de 20 meses.

Además, estos recibirían primas por trienios de antigüedad y fracción de 2.000 euros brutos y por voluntariedad de 5.000 euros para los que lleven entre cinco y diez años en el banco, de 10.000 euros para antigüedades de entre diez y quince años y de 15.000 euros para más de quince años.

Los mayores de 63 años, por su parte, recibirán una indemnización de veinte días por año trabajado con un tope de doce meses. Esta propuesta no ha variado desde el inicio de la negociación.

Amenaza de huelga

Este martes ha sido, además, el primer día en el que los trabajadores del banco han efectuado paros parciales. Lo han hecho desde las 9 horas a las 10 de la mañana tras ser convocados por los sindicatos en rechazo del ERE que están negociando con la dirección del banco.

Estos paros se repetirán el próximo lunes, 31 de mayo, aunque está programado que se alarguen dos horas, de las 9 a las 11 horas. Más tarde, el miércoles día 2, como ya adelantó Invertia, está prevista una huelga de 24 horas organizada por los sindicatos UGT, CCOO y ACB, mientras que las formaciones CGT, SEC, la CIC, CIG, ELA, SCAT y LAB han convocado otra para este miércoles, 26 de mayo.

Los sindicatos están aumentando la presión para que la entidad minimice el número de afectados por el ERE y mejore las condiciones ofertadas para los afectados, algo hacia lo que BBVA ha dado pasos en las últimas reuniones.