Valencia

El presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, cargó este miércoles con dureza contra los Expedientes de Regulación de Empleo (ERE) anunciados por la banca. Aludió a las "grandes empresas", pero en clara referencia a los procesos de entidades financieras como Caixabank o BBVA.

Noticias relacionadas

Lamentó que la pandemia genere "ganadores y perdedores". "No podemos consentir que sectores que pagan millones en sueldos a sus ejecutivos, que no han dejado de crecer durante la pandemia, anuncien al mismo tiempo despidos masivos de trabajadores", aseveró.

En estos términos se pronunció Pedro Sánchez durante su discurso en el 43 Congreso Confederal de UGT, celebrado esta semana en la ciudad de Valencia.

Al respecto, el líder socialista prometió que su Ejecutivo trabajará junto a los sindicatos para evitar despidos colectivos en empresas donde "los beneficios no los justifiquen".

El presidente del Ejecutivo agregó que los ERE anunciados "generan alarma social, incomprensión y trasladan a la opinión pública que la transformación tecnológica es algo de una minoría y no de la mayoría".

Enfría la derogación laboral

Por contra, el presidente del Gobierno se desmarcó de la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, que también participó este martes en el congreso de la UGT.

La dirigente de Unidas Podemos prometió a los sindicalistas que el Ejecutivo derogará la reforma laboral del PP. Pero Sánchez enfrió este propósito, reclamado de nuevo este miércoles por la organización sindical.

"Me hablan ustedes de derogar la reforma laboral. Por supuesto que hay que derogar cosas, pero hay muchas otras cosas que tenemos que modernizar. Es fundamental institucionalizar y reforzar la negociación colectiva", respondió el presidente.

"Tenemos que actualizar, como hemos hecho con la Ley rider o la delteletrabajo. La izquierda no solo tiene que decir que 'vamos a desmantelar', sino decir que 'vamos a recuperar'", expuso.

Empleo juvenil

El presidente del Gobierno aprovechó su intervención para anunciar "un plan de choque contra el desempleo juvenil" con el que el Ejecutivo quiere fomentar "la contratación de un millón de jóvenes en los próximos tres años".

Así lo expuso este miércoles el dirigente durante su intervención en el Congreso Confederal de UGT, celebrado esta semana en la ciudad de Valencia. El jefe del Ejecutivo subrayó que supondrá una "gran inversión", que desglosó en "600 millones de euros para las comunidades autónomas", que destinarán a "contratos formativos para menores de 30 años".

A su vez, contará con 765 millones de euros de inversión para el desarrollo de "programas novedosos de empleo joven", que fomentarán la inclusión laboral en la investigación y en los "nuevos sectores", como "la economía digital o la economía verde".

Por último, precisó que se destinarán 3.000 millones de euros hasta el ejercicio 2027 a la denominada "garantía juvenil plus", que supondrá "un plan de empleo digno para los jóvenes". Entre las tres líneas, Sánchez aspira a fomentar "la contratación de un millón de jóvenes en los próximos tres años". "No vamos a permitir que los jóvenes vuelvan a sufrir otra crisis", prometió.