CaixaBank ha dado ya a conocer a los sindicatos el número de puestos de trabajo que pretende recortar en el marco del Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que pondrá en marcha en las próximas semanas. Se verán afectados 8.291 empleados, un 18% de la plantilla conjunta de CaixaBank y Bankia, que se integraron legalmente a finales de marzo.

Noticias relacionadas

Por regiones, el mayor número de salidas se producirá en Madrid (1.511 bajas), Barcelona (595), Valencia (528), Murcia (410), Baleares (358), Las Palmas (293), Granada (279), Alicante (253) y Sevilla (237), si bien el ajuste será repartido en 52 provincias.

En el resto del país, también sufrirán salidas A Coruña (39), Álava (24), Albacete (50), Almería (105), Asturias (65), Ávila (61), Badajoz (40), Burgos (34), Cáceres (20), Cádiz (125), Cantabria (51), Castellón (161), Ceuta (16), Ciudad Real (72), Córdoba (72), Cuenca (13), Girona (85), Guadalajara (37), Guipúzcoa (22), Huelva (89), Huesca (8), Jaén (105), La Rioja (123), León (47), Lleida (38), Lugo (8), Málaga (39), Melilla (3), Navarra (66), Orense (17), Palencia (10), Pontevedra (26), Salamanca (21), Tenerife (19), Segovia (85), Soria (4), Tarragona (36), Teruel (2), Toledo (63), Valladolid (24), Vizcaya (23) y Zaragoza (43).

Se trata de la propuesta inicial del banco, por lo que es posible que la afectación remita según avance la negociación y en el acuerdo final con los sindicatos.

Del total de empleados afectados, unos 1.861 corresponderían a los servicios centrales y las direcciones territoriales, mientras que la mayor afectación será para los trabajadores de la red de oficinas, donde se recortarían unos 5.742 puestos. Los 688 restantes corresponderán a otros segmentos. Ambas entidades suman una plantilla conjunta de unos 44.000 empleados.