La pandemia ha obligado a acelerar la transformación digital de prácticamente todos los sectores empresariales y, con ello, el desarrollo del uso de los datos, que han sido esenciales a la hora de tomar decisiones a todos los niveles para gestionar la pandemia.

"El arma más potente que hemos tenido para la gestión de la crisis ha sido la gestión de los datos a nivel global, cómo han evolucionado los datos de la pandemia en todo el mundo, y la compartición de estos datos", ha explicado Borja Ochoa, director general de Servicios Financieros de Minsait, compañía de Indra.

Lo ha hecho durante el Observatorio de las Finanzas, un encuentro organizado por Invertia en su primer aniversario dentro de EL ESPAÑOL, que reúne estos días a los principales actores del sector financiero.

Esta circunstancia, en opinión de este experto, ha puesto de manifiesto la importancia del tiempo real y el big data. No en vano, estos dos elementos han sido esenciales para poder gestionar la ingente información disponible durante la pandemia y desarrollar modelos predictivos para usarla a la hora de tomar deciones, tanto en el ámbito de las Administraciones Públicas como en el de las empresas.

"Por primera vez en la historia hemos monitoreado una pandemia en tiempo real y [el uso de los datos] ha reducido la incidencia", ha añadido el experto de Minsait durante el Observatorio.

Respuesta de las empresas

Para Ochoa, la respuesta tecnológica que han dado las empresas españolas a esta crisis "ha sido admirable". "Nadie pensaba que lo íbamos a poder hacer como país, como estructura empresarial, pero lo hemos hecho de un día para otro, sin planificar", ha añadido.

En relación con la banca y el negocio asegurador, el experto de Minsait ha destacado "cómo ha evolucionado el nivel de digitalización de los clientes" durante la pandemia, en la que los clientes digitales han aumentado un 20%, especialmente en los segmentos de más edad.

"En enero de 2020 nadie era capaz de prever a ningún nivel lo que iba a pasar. Las entidades que mejor lo han gestionado son las que tenían niveles de deuda bastante bajos y las que tenían una cultura de planificación financiera muy marcada", ha señalado Ochoa sobre la banca.