El impacto final de la crisis de la Covid-19 todavía está por ver y sigue siendo de cálculo muy complejo. Así lo considera José Carlos García de Quevedo, presidente del Instituto de Crédito Oficial (ICO), que da por hecho que "probablemente se producirá un aumento de la morosidad", que a pesar de ser "difícil de estimar" en la actualidad prevé que "no será más significativa que en casos anteriores".

Noticias relacionadas

En este contexto, García de Quevedo ha puesto en valor una de las últimas medidas implementadas en torno a los avales del ICO por las que se extienden plazos de vencimiento y carencia de los préstamos concedidos con esta garantía estatal. Así lo ha expresado durante su intervención en el l Simposio del Observatorio de las Finanzas, un encuentro organizado por Invertia en su primer aniversario dentro de EL ESPAÑOL que reúne a los principales actores del sector financiero.

Estas medidas pasan por la posibilidad de solicitar la ampliación de los plazos para operaciones de la línea de avales suscritas antes del 18 de noviembre de 2020. Sus receptores pueden ahora acogerse a una extensión de hasta en tres años adicionales de amortización sin superar el límite máximo de ocho años, así como una carencia adicional de 12 meses.

Reducción de cuotas del 40%

García de Quevedo ha subrayado que estas modificaciones permitirán carencias de entre el 80% y 90% y una "reducción de cuotas de entre el 30% y el 40%" a consecuencia de la extensión de plazos para la amortización. Dos herramientas que, en su opinión, van a permitir "una mayor capacidad financiera para las empresas". Así, ha señalado que "el tiempo está de nuestro lado" para frenar la escalada de la morosidad, porque a más plazo se multiplica el efecto de la recuperación económica.

Por lo que se refiere a datos de financiación dispuesta hasta la fecha, el presidente del ICO ha indicado que a través de más de un millón de operaciones se ha llegado a 600.000 empresas. En total, se han desplegado avales por algo más de 91.770 millones de euros, con los que se han movilizado capitales por 120.799 millones de euros.

La clave público-privada

El primer espada del ICO ha hecho hincapié en que este despliegue de financiación, que estuvo listo "en solo diez días", fue posible gracias a "un esquema de colaboración público privada sin precedentes", así como a la "dedicación" de los 300 trabajadores de la institución. Así se ha podido llegar "en muy poquito tiempo a las empresas y autónomos que lo han requerido", ha insistido en su intervención.

De este modo, se ha mostrado convencido de que esta colaboración público-privada en la que "ya se fundamentaba buena parte de la actividad" del ICO es la línea a seguir para exprimir al máximo las posibilidades que llegan con los fondos de reconstrucción europeos. Y ha remarcado que no se trata solo de la relación con las entidades financieras, sino también "con las empresas, las organizaciones empresariales y los autónomos" para garantizar que "la recuperación sea intensa y sostenida en el tiempo".

José Carlos García de Quevedo, presidente del ICO, y Arturo Criado, redactor jefe de Invertia.

El presidente del ICO ha incidido en que este "contacto directo" ha contribuido a monitorizar y garantizar que "se llegaba a todos los sectores". En este sentido, ha remarcado que el turismo ha sido receptor de unos 17.000 millones de euros en avales a través de 178.000 operaciones, con especial protagonismo de Baleares y Canarias, como se prevé que ocurra también con el paquete de ayudas directas a pymes aprobado más recientemente por el Gobierno.

La segunda posición en cuanto a recepción de avales es el pequeño comercio, según ha señalado García de Quevedo, que ha reconocido que "siempre queda margen" para seguir apoyando la recuperación económica. En este sentido, ha apuntado hacia "la palanca de los planes de transformación y resiliencia del Gobierno" que también contarán con el apoyo de la institución en su triple vertiente como banco nacional de promoción, instrumento financiero de política económica y agencia financiera del Estado encargada de la gestión de fondos públicos.

Los fondos europeos

Por lo que se refiere a la capacidad de España para absorber de forma eficiente los fondos Next Generation -que desde distintos ámbitos se ha puesto en duda-, el presidente del ICO ha roto una lanza a favor de las instituciones del país. "España siempre ha gestionado de manera bastante efectiva la canalización de fondos europeos", ha subrayado para después recalcar que "ya se está trabajando para que la implementación sea lo más rápida posible".

Asimismo, ha resaltado el papel de Axis, la gestora de capital riesgo del ICO, que ha canalizado aportaciones adicionales por 2.500 millones de euros en vías complementarias de financiación. En este capítulo, García de Quevedo ha apuntado hacia varias iniciativas novedosas de crowdfunding y crowdlending en lo que ha calificado como "nuestro sandbox" de financiación.