Los procesos de fusiones en marcha, con CaixaBank y Bankia y Unicaja y Liberbank como protagonistas, además del proceso de digitalización en el sector como fórmula para ahorrar costes, provocará que este 2021 termine con una sucursal por cada 2.403 habitantes en España, frente a la ratio de una por cada 2.040 actual, según datos recopilados por iAhorro. 

Noticias relacionadas

Un dato que previsiblemente se incrementará en 2022, cuando las entidades vayan conformando sus nuevos planes de ajuste ante el nuevo escenario de tipos negativos en el que los recortes son la pata de salvación para mejorar en eficiencia y rentabilidad. 

“Con los cierres previstos por fusiones, ERES y reestructuraciones para el año 2021,
se alcanzarán los 2.403 habitantes por sucursal, lo que supone que las 19.442
oficinas restantes soportarán de media un 17,83% más de peso que en la
actualidad”, señala Antonio Gallardo, experto financiero de iAhorro.

La firma acaba de publicar un estudio en el que advierte del riesgo de exclusión financiera en este entorno, aunque desde el sector, especialmente entre los protagonistas de las fusiones, siempre han defendido que no abandonarán las zonas rurales, concentrando los cierres de oficinas en aquellos lugares con mayor solapamiento y que, por lo general, corresponden a las grandes ciudades. 

Según los datos del estudio, Ceuta, Melilla y Cádiz se encuentran considerablemente por encima de la media con 5.676 ciudadanos por sucursal en el caso de Ceuta, 5.081 en el de Melilla y 2.985 en el de Cádiz.

La media se reduce a los 1.675 habitantes por sucursal en las capitales de provincia y se dispara a los 2.277 para la población que vive fuera de estas capitales, destacando la provincia de Málaga. "Los pueblos de Málaga, por ejemplo, cuentan con 217 sucursales para más de 1 millón de habitantes, lo que implica que cada una de ellas atiende a 4.032 personas frente a las 2.042 de la media nacional", indican los expertos. 

Las capitales de provincia que tienen menos habitantes por sucursal son Huesca, Cáceres y Ciudad Real. Por su parte, Las Palmas, Salamanca y Segovia entran en la lista de las capitales de provincia con más ciudadanos por oficina.

22 oficinas por cada 100 km2

Según los datos recopilados en el estudio, la media de oficinas bancarias en España es de 22 por cada 100 kilómetros cuadrados (km2). No obstante, los expertos destacan que en hasta 14 provincias el dato se reduce a 1 sucursal y sólo 5 ciudades están por encima de esta media.

Madrid, con un total de 2.812 sucursales, alcanza las 35 oficinas por cada 100km2. Por su parte, Barcelona llega a las 27,5 sucursales en este radio con un volumen de 2.127 oficinas en todo su territorio y, muy de cerca, Vizcaya, con 26,4 sucursales cada 100km2.

Entre las pocas que superan a la media nacional destacan Ceuta y Melilla, que se sitúan en el top del ranking con hasta 81 y 125 oficinas en este perímetro. En el lado contrario, Soria, Cuenca, Teruel, Zamora y Guadalajara son algunas de las provincias más afectadas, con apenas una entidad por cada 100km2.

“Aunque no todas las entidades han desglosado y hecho públicas sus previsiones, se prevé que la mayor parte de los cierres se vuelvan a centrar en las zonas más pobladas. A pesar de esto, el impacto será mayor en los territorios con menos densidad de población por la distancia, población envejecida y dificultades de acceso a la banca digital, que plantearán mayores dificultades a las de los cierres en las grandes ciudades”, afirman desde el comparador financiero.