El banquero y barón Benjamin de Rothschild, presidente del holding Edmond de Rothschild, falleció este viernes a los 57 años, según ha indicado la propia compañía.

Noticias relacionadas

“Es con profundo pesar y gran tristeza que Edmond de Rothschild Group anuncia el fallecimiento de Benjamin de Rothschild tras un ataque al corazón en su casa en Pregny, en Suiza”, ha indicado la compañía en un comunicado.

Según indica Bloomberg, la rama suiza de la extensa dinastía bancaria Rothschild, una de las familias más ricas del mundo, fue creada por el barón Edmond de Rothschild, cuyos padres huyeron a Suiza durante la Segunda Guerra Mundial. Creó el grupo en 1953, luego compró un banco privado suizo y se diversificó en la gestión de activos.

El fallecido De Rothschild había sido jefe del grupo creado por su padre desde 1997 y trabajó para simplificar su estructura. A finales de 2019, el grupo tenía 173.000 millones de francos (194.000 millones de dólares) en activos con actividades en 15 países, según su web.

"Empresario visionario, apasionado por las finanzas, la velocidad, la navegación y los automóviles, era también un entusiasta del vino. Benjamin de Rothschild fue también un activo filántropo, concretamente implicado en el desarrollo de la innovación del Hospital de la Fundación Adolphe de Rothschild. Con su carácter único, Benjamin de Rothschild no cesó de transformar y modernizar su legado, en consonancia con los valores de la familia", ha relatado el grupo.

"El pensamiento de todos los colaboradores del grupo está con su esposa Ariane de Rothschild y con sus hijas, así como con el resto de familia y allegados, a los que expresan su más sincero pésame", añaden.