Caixabank sigue la estela del sistema financiero y ha optado por anticipar los impactos que puedan venir por el Covid-19. En el primer semestre del ejercicio la entidad catalana ha decidido provisionar 1.155 millones de euros, lo que ha obligado a reducir el beneficio un 67% hasta los 205 millones de euros. 

Noticias relacionadas

El banco que lidera Jordi Gual ve reducir el margen de intereses hasta los 2.425 millones de euros (-2,1%) por la caída de los ingresos de los préstamos. Asegura que el banco que durante estos seis meses el tipo de interés aplicado se ha reducido por los préstamos ICO,  la caída de ingresos procedentes de crédito al consumo y también a un descenso de la curva de tipos. 

Destaca la buena evolución de las comisiones (+1,5%) respecto al primer semestre de 2019, aunque la disminución de la actividad económica a partir de la segunda quincena de marzo de este año y el impacto de los mercados influyen en su evolución respecto al primer trimestre (-7,5%).

Caen los dividendos

El margen bruto ha caído un 7,4% por la caída del resultado de operaciones financieras y de las participadas. Destaca en este último punto que se han recibido los dividendos de Telefónica por el primer scrip dividend (50 millones) y también de BFA (40 millones). En total, supone una rebaja del 54% respecto al primer semestre anterior por el registro de menores resultados atribuidos en el marco del actual entorno económico. 

El volumen de negocio en el primer semestre del año es de 643.631 millones de euros, una cifra -que dice el banco- es la más elevada desde la creación del banco. El crédito sube casi un 7% hasta 242.956 millones de euros, debido sobre todo a un aumento del crédito a empresas. 

La llegada de las pagas extra y la reducción en el consumo ha permitido que los recursos de clientes subieran un 4,3% en el semestre. En total, los recursos suben a 400.675 millones de euros. 

Respecto a la gestión del capital, la ratio Common Equity Tier 1 (CET1) alcanza el 12,3%. En el primer semestre se recogen +32 puntos básicos por el impacto extraordinario de la reducción del dividendo previsto con cargo al 2019, como una de las medidas adoptadas por el Consejo de Administración a raíz de la COVID-19 y +48 puntos básicos por aplicación del transitorio de la normativa IFRS9.

Evolución de la mora 

La ratio de morosidad se reduce en el año hasta el 3,5% (-6 puntos básicos) y la ratio de cobertura se incrementa hasta el 63% (+8 puntos porcentuales en el año tras reforzar las provisiones). El coste del riesgo 12 meses se sitúa en el 0,61%.

La cartera de adjudicados netos disponibles para la venta en España es de 973 millones de euros y la ratio de cobertura es del 40%. El total de ventas de inmuebles en 2020 se sitúan en los 151 millones.