BBVA confía en dejar atrás las pérdidas de 1.157 millones de euros registradas en el primer semestre y terminar 2020 con beneficios. Así lo ha asegurado el consejero delegado del banco, Onur Genç, durante la presentación de resultados, indicando que "esperamos cerrar el año con resultados claramente positivos a nivel de Grupo y sobre todo en España".

Noticias relacionadas

"Las cifras negativas del primer semestre por el deterioro del fondo de comercio estadounidense que hicimos de enero a marzo es un tema contable, pero incluso con eso, vamos a cerrar el año con un resultado positivo", insisten desde el banco, siendo conscientes de que el principal riesgo para cumplir objetivos es el regreso de "grandes confinamientos" que, de momento, no se incluyen en su escenario central. 

Pese a esta perspectiva de volver a ganar dinero de aquí a final de año, el banco ha decidido seguir la recomendación del Banco Central Europeo (BCE) y no pagar dividendos en 2020, ni siquiera mediante acciones nuevas (scrip), como ayer anunció que haría Banco Santander.

Genç ha querido dejar claro que "la intención del banco es mantener una política de dividendos previsible y coherente y ya dijimos hace años que pagaríamos todo en efectivo".

Por eso, cuando la retribución se reanude a partir de 2021, el pago seguirá siendo por completo en efectivo, siempre teniendo en cuenta la evolución de la pandemia y las restricciones regulatorias.

Es más, el director financiero de la entidad, Jaime Sáenz de Tejada, ha dado una sorpresa positiva en este sentido, al abrir la puerta a una recompra de acciones extraordinaria (cuando se vuelva a pagar dividendo) para "compensar la dilución de los accionistas" en los últimos años. 

"El consejo de administración tomará su decisión a principios de 2021 y por supuesto que no descarto la posibilidad de un dividendo con cargo a 2020", insisten desde el banco. 

Castigo en bolsa

Los directivos de BBVA han defendido su fortaleza de capital para asegurar de una forma tan rotunda que son capaces de hacer frente a esos pagos. En concreto, el rango objetivo se sitúa entre 225 y 275 puntos básicos y actualmente está en 263 (304 puntos básicos 'phase in'), "que es una de las mejores cifras del sector bancario europeo".

Pese a ello, el mercado ha acogido de muy mala manera las cuentas de la entidad, con pérdidas que han llevado al valor a caer más de un 9% en los peores momentos de la sesión, muy lejos ya de los 3 euros por acción (2,6 euros). 

Tanto Genç como Sáenz de Tejada han expresado su "sorpresa" ante esta  negativa reacción del mercado. "Está sorprendiendo a todos los analistas, que tras conocer las cuentas esta mañana han valorado los buenos resultados, que han superado las expectativas en margen neto y beneficio atribuido", indica el director financiero del Grupo.

"El coste de riesgo también está dentro de los guidance que habíamos dado, y la ratio de capital es incluso más elevada de lo previsto por los expertos", insisten. "Los resultados han sido mejores de lo que esperaba todo el mundo y tendremos que esperar al final del día para comprobar si se ha producido algún flujo de venta relevante". Según consideran desde la entidad, la evolución del negocio en México y Perú sería ahora el mayor elemento de incertidumbre para el mercado. "Si demostramos que hacemos bien el trabajo y lo sabemos comunicar al mercado, los inversores nos lo recompensarán a medio plazo", indica Genç.  

¿Una fusión con Bankia?

El número dos de la entidad presidida por Carlos Torres tampoco ha cerrado del todo la puerta a participar en el esperado proceso de consolidación del sector bancario, tanto en España como en Europa, aunque ha dejado claro que su prioridad seguirá siendo el crecimiento orgánico. "En España, y más en Europa, la rentabilidad del sector está muy por debajo del sector óptimo, sobre todo comparado con EEUU, y eso podría provocar que surjan oportunidades de consolidación en el futuro".

"En esa búsqueda de eficiencia se pueden generar oportunidades y estaremos atentos como siempre, pero no es nuestra prioridad", indica Genç, que no ha querido pronunciarse a una pregunta directa sobre si el banco mantiene actualmente conversaciones con Bankia para una posible operación corporativa. 

Tampoco ha querido entrar al detalle en torno a las preguntas de los peridodistas sobre el 'caso Cenyt' que investiga la Audiencia Nacional por la posible implicación del banco en la 'trama Villarejo'. "No tengo datos nuevos que aportar", se ha limitado a indicar Genç, insistiendo en que la reputación de la entidad se mantiene intacta pese a la investigación. "Hemos trasladado a la causa toda la información relevante que hemos encontrado y hay que recordar que la investigación que prevalece es la de la Audiencia Nacional", recuerda el directivo.