Han sido años de 'tira y afloja' y de peticiones por parte de los clientes y, por fin, ING ha entrado en la plataforma Bizum, la aplicación de pagos instantáneos a través del móvil de la que ya formaban parte el resto de grandes entidades españolas. La pregunta clave ahora es qué pasará con Twyp, la herramienta con la que tanto clientes como no clientes de la entidad también pueden enviar dinero en efectivo a amigos o familiares.

Noticias relacionadas

Fuentes de ING confirman a Invertia que la entrada en Bizum no significará el final de Twyp, aplicación que mantendrán a pesar de que su servicio más demandado, el envío de dinero, puede ahora verse ‘canibalizado’ por el acuerdo con la fintech. “Vamos a mantener Twyp, donde ya contamos con unos 850.000 usuarios. Lo vemos como un servicio complementario”, explican desde la entidad.

En este sentido, recuerdan que Twyp ofrece otros servicios a sus usuarios como la tarjeta prepago y el pago móvil, además de la posibilidad de retirar efectivo en una red de más de 22.000 comercios adheridos a la aplicación, entre los que destacan cadenas como Dia, El Corte Inglés, Hipercor, gasolineras Galp, Shell y Disa o puntos de venta de la ONCE. Todo para usuarios a partir de 14 años.

La decisión de ING de adherirse a la plataforma Bizum llega tras años de negociaciones entre ambas partes y deja un potencial de crecimiento enorme para la plataforma con la que la mayor parte de los bancos del país ya permiten enviar dinero entre los clientes.

En concreto, ING abre a Bizum la puerta de entrada a sus los más de 4 millones de clientes con los que el banco naranja contaba a cierre de marzo, casi un 3% más que un año antes tras captar 115.334, según sus últimas cuentas trimestrales.

Según datos de Bizum, las entidades bancarias adheridas representan ya una cuota de mercado superior al 96%, sin contar con ING.

Para Luis González Soto, director de Daily Banking de ING, este acuerdo “es una muestra más de nuestra apuesta por ofrecer a nuestros clientes el mejor servicio, concretamente en este caso, la mejor experiencia de pagos. De esta forma, nuestros clientes podrán sumarse a los beneficios de Bizum en un mundo cada vez más digital e inmediato, mientras siguen disfrutando de nuestros propios canales y soluciones digitales que les ayudan en su día a día, como nuestra App o como Twyp”.

Cifras de crecimiento

El cierre del acuerdo con ING implica un nuevo paso adelante en el crecimiento de Bizum, que cerró 2019 con más de 60 millones de operaciones, con un volumen asociado de 2.700 millones.

Su número de usuarios a cierre de diciembre ascendió a 6,25 millones, un incremento del 145% a lo largo de todo el año con una media de 18.000 altas diarias.

Por su parte, la cantidad media movida por Bizum ha pasado de los 52 euros de media en 2017 a los 46 euros en 2019, lo que demuestra que es un sistema que cada vez se utiliza más para el pago de pequeñas sumas de dinero entre usuarios.

Ahora, Bizum podrá sumar nuevos clientes procedentes de ING, un cierto respiro tras el jarro de agua fría que ha supuesto no haber sido la plataforma elegida por los bancos europeos para el futuro lanzamiento de la iniciativa de pagos europea (EPI), anunciada a principios de julio y con la previsión de ponerse en marcha en 2022.