El equipo de análisis de Barclays cree que las entidades españolas podrían iniciar contactos sobre posibles operaciones de fusiones antes del próximo otoño a raíz de las medidas de flexibilización de capital para el sector anunciadas por el Banco Central Europeo (BCE).

El Consejo de Supervisión del Banco Central Europeo (BCE) afirmó esta semana que "facilitará" la consolidación del sistema bancario de la zona euro mediante el uso de sus herramientas supervisoras, por lo que no exigirá unos requisitos de capital más elevados a las entidades que surjan de una fusión.

La firma de análisis ha reducido la necesidad de incremento de capital en unos 1.800 millones de euros para los cuatro casos de fusiones planteadas: Banco Sabadell y Bankia; CaixaBank y Bankia; Banco Sabadell y Liberbank; y BBVA y Banco Sabadell.

Para Barclays, esta medida podría fomentar la actividad en el mercado de fusiones y adquisiciones del sector bancario, mientras que considera que la estabilidad en el marco laboral podría ser también un desencadenante de este tipo de operaciones.