Barclays pone precio a las fusiones en la banca española. La entidad considera que la potencial fusión entre Banco Sabadell y Bankia podría ser la más rentable en términos de beneficios y ahorros de costes entre las distintas combinaciones calculadas por su equipo de análisis, que estima, además que el cierre de un 10% del cierre de sucursales impulsaría un 5% el beneficio del sector en 2022. 

Noticias relacionadas

El grupo resultante de una hipotética operación entre Bankia y Sabadell podría alcanzar un incremento de las ganancias netas del 20% en 2022, según el escenario central contemplado, que implica una proporción de despidos del 50% de empleados de cada sucursal cerrada. En este caso el número de oficinas consideradas redundantes ascendería a 775.

Los costes totales por reestructuración se situarían en unos 458 millones de euros, con un impacto negativo sobre el capital CET1 del 0,3%. No obstante, los ahorros anuales se colocarían en 241 millones de euros.

De esta forma, una consolidación Sabadell-Bankia daría lugar a una entidad con ingresos de unos 7.935 millones de euros en 2022, con unos gastos operativos de 4.984 millones de euros y un beneficio después de impuestos de 1.204 millones de euros (+20%).

En los últimos años se han sugerido varias combinaciones de consolidación bancaria en el sistema financiero español. Ahora, ante la 'nueva normalidad bancaria' generada tras el Covid-19, donde se espera que se acuda menos a las sucursales y se use más el canal digital, Barclays ha analizado en qué medida determinadas fusiones podrían mejorar la rentabilidad.

Otras operaciones

Así, aunque la fusión Sabadell-Bankia podría ser una de las más rentables en términos de incremento de beneficio, una operación entre CaixaBank y Bankia supondría un crecimiento de las ganancias del 18% para 2022 tras unos ahorros de costes anuales de 481 millones de euros.

No obstante, los costes de reestructuración a los que tendría que hacer frente el hipotético grupo CaixaBank-Bankia ascenderían a 1.099 millones de euros y pondría en peligro la continuidad de unas 1.411 oficinas, ya que la combinación planteada daría lugar a las mayores superposiciones.

Por otra parte, una operación entre Banco Sabadell y Liberbank elevaría las ganancias un 7%, si bien los ahorros anuales solo serían de 57 millones de euros debido a que la redundancia de la red de oficinas se quedaría en 193.

Mientras, un BBVA-Sabadell, que produciría un incremento del beneficio neto del 6% en 2022, permitiría al grupo ahorrar anualmente 388 millones de euros tras echar el cierre a 1.232 sucursales.

En suma, el equipo de análisis de Barclays ha subrayado que la reducción de la red es la opción más efectiva para que los bancos puedan mejor su rentabilidad, a pesar de que el coste de los cierres es alto y difícil de calcular al depender de la estrategia y acuerdo alcanzado en negociación colectiva.

Imprimir