El consejero delegado del Banco Sabadell, Jaime Guardiola, cree que es momento de activar la tercera línea de avales del ICO para apoyar a las empresas. Lo hace basándose en las solicitudes de la entidad, que permiten prever que "los 100.000 millones se van a agotar seguro". 

Noticias relacionadas

Según ha explicado, el Sabadell recibe unas peticiones de unos 200 millones de euros diarios para avalar créditos por parte del ICO. No sólo eso, es que la entidad ha llevado a cabo ya 69.995 operaciones por un valor de 7.787 millones de euros y que consumen 4.200 millones de aval.

Según Guardiola, esa cifra supone haber consumido ya todo el dinero que corresponde al Sabadell en el segundo tramo que se ha puesto en marcha, y buena parte del tercero, por lo que "esperamos ya la activación" de ese tercer tramo por parte del Gobierno. 

Los ERTE 

No se ha atrevido a poner números concretos, pero sí cree que el Gobierno debería ser "flexible" a la hora de tomar decisiones de ayuda a las empresas. Por tanto, ha dejado entrever que no sería una mala idea preparar una cantidad mayor de avales, aunque dice ser consciente de que supone un "gran esfuerzo" por parte del Ejecutivo. 

Flexibiidad también ha pedido para los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) que ha puesto en marcha el Ejecutivo. La idea es que lo que tiene que haber es más flexibilidad para que se puedan alargar y acomodar a los plazos de recuperación de cada sector. En unos será más corto y en otros irá a largo. Habrá mucha gente que pierda esta temporada y que no pueda hablar hasta la próxima. 

Los resultados

El Sabadell ha seguido la estela del resto de entidades financieras. Se protege del coronavirus con un colchón de 213 millones de euros y reduce beneficio en un 63,7% hasta los 94 millones de euros. Una medida que va en línea con las previsiones de los analistas

El desempeño del primer trimestre para la entidad catalana muestra unos ingresos del negocio bancario que decrecen un 0,8%, situando el margen de intereses en 884 millones de euros. Es decir, una caída del 1,8% motivada por la titulización de préstamos al consumo que se hizo al cierre del año 2019, así como por los menores tipos de interés. 

El margen de clientes se sitúa en el 2,58% (2,50% Ex TSB) y el margen sobre activos totales medios en el 1,62% (1,46% excluyendo TSB), manteniéndose prácticamente estables en el trimestre.