Después de meses de negociaciones, los sindicatos y la patronal del sector bancario (AEB) han firmado este miércoles el acuerdo para el registro de jornada del sector bancario, que desarrolla también el derecho a la desconexión digital y laboral como herramienta para cumplir con el horario establecido.

Noticias relacionadas

Según informa CCOO, el texto reconoce que la formación presencial y online, así como las reuniones que se realizan tanto dentro como fuera de la jornada ordinaria diaria, es tiempo efectivo de trabajo. El sistema de registro de jornada deberá empezar a aplicarse en los tres meses siguientes a la firma y su duración se extenderá hasta que la Comisión Negociadora del XXIV Convenio Colectivo de Banca alcance un acuerdo sobre el convenio colectivo que actualmente se sigue negociando. En el momento de la firma, su contenido se incorporará al texto como un anexo.

En todos los puntos del acuerdo, ambas partes dejan claro que serán los propios bancos quienes establezcan excepciones o particularidades en el modelo de registro, especialmente para los altos directivos y consejeros. Según indican desde los sindicatos, los sistemas de registros deben ser telemáticos con todos los requisitos de seguridad y objetividad necesarios. Los empleados podrán, además, descargar sus datos diarios, una información que la empresa también tendrá que trasladar a los sindicatos de forma mensual. 

"En el supuesto excepcional de que la persona trabajadora no dispusiera de ninguna aplicación tecnológica o dispositivo puesto a su disposición por la empresa, el registro se podrá llevar a cabo en papel de forma diaria incorporando la hora concreta de inicio de la jornada de trabajo, la de finalización, el número de horas de trabajo efectivo y su firma", indican desde los sindicatos. "En ningún caso estaría permitido registrar la hora de entrada y salida a la vez o que se acumulen los registros para su relleno y firma en fechas posteriores", explican. 

TIEMPO EFECTIVO DE TRABAJO

Uno de los principales escollos que había impedido la firma del acuerdo hasta ahora era la consideración del tiempo efectivo de trabajo. El acuerdo pactado entre patronal y sindicatos establece que la pausa de la comida en la jornada partida o las ausencias personales no tendrán consideración de tiempo efectivo de trabajo. Sí lo será el tiempo destinado a formación, presencial u online por parte de la empresa o por exigencias regulatorias, así como las reuniones formativas. 

Teniendo en cuenta que cada entidad podrá incluir sus particularidades, el acuerdo también incluye dentro del tiempo efectivo de trabajo los quince minutos diarios de descanso obligatorio.

COTO A LAS HORAS EXTRA Y DESCONEXIÓN DIGITAL

En el acuerdo se manifiesta que hacer horas extraordinarias es una mala práctica totalmente desaconsejable y especifica que su realización depende de la voluntariedad de los trabajadores que, en ningún caso, pueden ser obligados a realizarlas. 

En cuanto al derecho a la desconexión digital, el documento incluye todos los dispositivos como móviles, tabletas, aplicaciones móviles propias de las empresas, correos electrónicos y sistemas de mensajería. "Se reconoce el derecho de los trabajadores a no atender dispositivos digitales, fuera de su jornada de trabajo ni durante los tiempos de descanso, permisos, licencias o vacaciones", indica el documento.

En este sentido, los empleados de banca tendrán derecho a no responder a ninguna comunicación una vez finalizada su jornada laboral, salvo supuestos que puedan suponer un grave riesgo que requiera de una reacción inmediata. El documento también 'aima' a evitar la convotaria de reuniones, videoconferencias y presentaciones fuera de la jornada y, si no es posible, indicar en las mismas la hora de inicio y finalización

CADA ENTIDAD DECIDE

El texto contempla que cada entidad pueda negociar y firmar sus propios acuerdos para desarrollar y complementar el acuerdo alcanzado este miércoles. Es el caso de BBVA, que el pasado 26 de septiembre,se adelantaba al convenio sectorial al llegar a un acuerdo con sus trabajadores sobre el registro horario.

En este caso, BBVA incluyó distintas iniciativas basadas en dos pilares. Por un lado, el uso eficiente del tiempo y, por otro, medidas como la desconexión digital y el cierre de las sedes corporativas del banco en España a partir de las 19.00h, adaptando ese mismo horario a los servicios ofrecidos en algunas de las centrales del banco como el de gimnasio o los restaurantes. Del mismo modo, y dentro de la desconexión digital, no se enviarán comunicaciones entre las 19.00h y las 08.00h del día siguiente, salvo excepciones justificadas.

Respecto a la implementación del registro de jornada, BBVA ha desarrollado una aplicación operativa desde el 18 de noviembre, y en la que cada empleado en España deberá registrar a diario la jornada realizada, introduciendo la hora de inicio y la de finalización de la misma.