Banco Sabadell ha dado el pistoletazo de salida a la presentación de cuentas trimestrales. Y lo hace bajo un escenario mucho más optimista que hace un año, en plena crisis de su filial británica TSB. Parece que lo peor de la tormenta ha pasado para la entidad financiera, que ganó 783 millones de euros en los nueve primeros meses del año, lo que supone triplicar (un 216% más) el beneficio obtenido en el mismo período del año anterior, cuando logró un resultado de 248 millones de euros.

Noticias relacionadas

En el hecho relevante remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), el Sabadell ha anunciado que el próximo 25 de noviembre presentará en Londres los detalles de su nuevo plan director para TSB.

Otra de las novedades ha sido la aprobación del dividendo a cuenta de los resultados del ejercicio 2019 por un importe de 0,02 euros brutos por acción. El pago, que es igual al del año anterior, se realizará esta vez en acciones de autocartera, abonándolo el próximo 24 de diciembre. La decisión vuelve a poner sobre la mesa la dificultad por la que están pasando las entidades nacionales para cumplir con los accionistas, como ya demostró Banco Santander al rechazar su promesa de pagar este 2019 todo su dividendo en efectivo

Pese a ello, el mercado ha recibido de buen agrado los resultados de la entidad, impulsando su cotización un 2,5% para consolidar el euro por acción en bolsa. Una de las referencias que más ha gustado a lo sinversores es el refuerzo en la ratio de capital de máxima calidad (CET1 fully loaded), que se situó en el 11,4%, en línea con los objetivos de la entidad, que además redujo la tasa de morosidad hasta el 4,08%, medio punto menos que hace un año.

INGRESOS PLANOS

Los ingresos del negocio bancario, que reflejan el margen de intereses y las comisiones netas, ascendieron a 3.779 millones, un 1,6% interanual más, según la información remitida por el banco a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). En concreto, el margen de intereses alcanzó los 2.712 millones, un 1,1% menos, mientras que las comisiones netas subieron más de un 9%, hasta 1.067 millones, impulsadas por el buen comportamiento de las comisiones de servicios.

Hasta septiembre, el banco totalizó dotaciones y deterioros por importe de 568 millones de euros, frente a los 1.081 millones del año anterior. La entidad destaca el "fuerte dinamismo comercial" que registró en los nueve primeros meses del año, con un crédito vivo de 140.901 millones de euros, lo que supone un 0,5 % más debido a la titulización de préstamos al consumo realizada en el trimestre.

En este sentido, el banco ha constituido 'Sabadell Consumo 1', un fondo de titulización de préstamos al consumo titularidad de la propia entidad con un valor neto contable de 1.000 millones de euros, con un tipo de interés medio del 7,4 % en la fecha de cesión y con una vida media de unos 2 años. El Sabadell estima que esta operación le generó una plusvalía de 88 millones y tuvo un impacto positivo de 14 puntos básicos en el ratio de capital Common Equity Tier 1.

Por su parte, los recursos de clientes en balance crecieron el 5,4% interanual, hasta 142.416 millones, en tanto que los recursos fuera de balance se mantuvieron estables en el tercer trimestre, con 43.689 millones. Los recursos gestionados sumaron 210.201 millones, unos 5.000 millones más que un año antes.

El Sabadell subraya que ha llevado a cabo una "intensa" actividad de captación de empresas y particulares en estos meses, con un total de 325.922 altas, y elevó un 6% el volumen de préstamos hipotecarios y al consumo, superando los 4.500 millones.

El Sabadell concluyó el tercer trimestre de 2019 con un saldo de activos problemáticos de 7.424 millones, de los que 6.391 correspondieron a activos dudosos y 1.032 a adjudicados, lo que supone una reducción en el año de 855 millones, principalmente debido a la venta de carteras.