Valencia

Ford Almussafes confirmó este martes lo que ya era un secreto a voces en la fábrica. La dirección de la factoría ha suprimido, sin fecha para recuperarlo, el turno nocturno de producción de vehículos -tal y como avanzó que ocurriría EL ESPAÑOL-Invertia el pasado mes de septiembre-. La industria estaba preparando sus líneas de montaje para asumir de día toda su producción, menguada por el desabastecimiento de chips semiconductores y la caída de la demanda. Y al fin ha dado el paso.

Noticias relacionadas

Así lo trasladó la propia multinacional a los sindicatos en la cuarta reunión celebrada con los agentes sociales en busca de un "acuerdo de competitividad" para la factoría. Según precisó la dirección, el fin de la producción nocturna se aplicará a partir del ejercicio 2022. Ante las preguntas de los trabajadores sobre cuándo volverá, manifestó no tener fecha. Dependerá de la evolución del mercado.

Como reveló este periódico, la planta ya estaba adaptándose para fabricar solo durante el día. Ford Almussafes tiene dos líneas de montaje (los denominados 'sistemas A y B') y tres turnos de trabajo para cada uno de ellos (mañana, tarde y noche). Pero en la actualidad, debido a la caída de la demanda por la pandemia y al desabastecimiento mundial de semiconductores (chips), el sistema A estaba funcionando solo por las mañanas. No fabricaba coches ni por la tarde ni por la noche.

El sistema B, en cambio, operaba a pleno rendimiento (mañana, tarde y noche) porque es el único que podía fabricar el Ford Kuga PHEV -la versión híbrida enchufable del vehículo estrella de la fábrica-. Ford Almussafes mantenía la producción a tres turnos en el sistema B porque solo este era capaz de ensamblar ese modelo. Pero tal circunstancia está a punto de cambiar.

Según constató este periódico, la dirección está adaptando el 'sistema A' para que pueda producir también el Ford Kuga híbrido enchufable. En concreto, está instalando en esta línea los robots capaces de manipular las pesadas baterías de este coche y está enviando a empleados al 'sistema B' para que se formen y aprendan a producir también este automóvil en el 'sistema A'.

Peor dato en 9 años

Una vez adaptada esta línea, Ford Almussafes tendrá la posibilidad de suprimir el turno de noche del 'sistema B', como acaba de anunciar, para fabricar por la tarde en el 'sistema A', un cambio que le permitiría ahorrarse el plus de nocturnidad que perciben los empleados que trabajan por la noche. Todo ello siempre que se mantenga la demanda con el volumen actual o uno inferior. Si crece, como es deseable, podrá recuperarlo.

La pandemia y el desabastecimiento global de chips han sido dos golpes durísimos para el conjunto del sector de la automoción y para Ford Almussafes en particular. Tanto es así que su producción, tras encadenar varios ERTE que la han reducido de forma significativa, se hundirá por debajo de los 165.000 vehículos en el presente ejercicio 2021.

La cifra refleja la gravedad de la crisis provocada por la falta de este componente indispensable para fabricación de automóviles, pues se trata del menor registro de la factoría valenciana en los últimos nueve años.

En este contexto, y con Ford Europa decidiendo dónde invierte y dónde no para fabricar sus nuevos vehículos eléctricos durante los próximos años, la dirección de la factoría ha solicitado a la plantilla un ajuste salarial para incrementar su competitividad. Así lo trasladó en octubre a los empleados -tal y como les reiteró este martes-. Este tira y afloja es, además, la antesala de la negociación del nuevo convenio laboral de la fábrica española, que caduca de forma inminente.