El Grupo Correos ha dado a conocer hoy las cuentas del primer semestre del ejercicio 2021, período en el que ha conseguido un beneficio consolidado de 1,8 millones de euros y que significa la confirmación de la senda positiva tras el complejo ejercicio anterior durante el que la pandemia aceleró el desplome del postal, que supone el 65% de los ingresos de Correos, con una caída de 560 millones de cartas menos que en 2019.

Noticias relacionadas

Estas cifras confirman la buena evolución de los resultados operativos del Grupo Correos, apoyados en un crecimiento de los ingresos de explotación del 20,6% y un crecimiento de los gastos de explotación de tan solo el 1,6%.

La cifra total de ingresos en los seis primeros meses del Grupo Correos supera los 1.163 millones de euros, con un ebitda de 30,6 millones de euros frente a las pérdidas de 149,6 millones obtenidas en la primera mitad de 2020.

Paquetería

Asimismo, la cifra de negocios se incrementa en un 24,4% con respecto a la primera mitad de 2020, superando los 1.106 millones de euros.

La paquetería sigue siendo uno de los motores de esta recuperación, con un incremento de ingresos del 25%, alcanzando los 135 millones de paquetes enviados en los seis primeros meses del año, un 12,6% más que en el primer semestre de 2020. En este sentido, destaca especialmente el resultado de Correos Express, con un incremento del importe neto de la cifra de negocios del 10%, lo que confirma la tendencia al alza que lleva experimentando la filial desde 2019.

Sin embargo, a pesar de los resultados positivos de esta primera mitad del año, el Plan Operativo Anual de Correos para 2021 sigue ofreciendo unas pérdidas de 70 millones de euros durante este ejercicio 2021.

Mercado internacional

Correos ha podido aprovechar la situación de crecimiento del sector, aupado por el auge del comercio electrónico, gracias a su presencia en Portugal o China, donde las sociedades creadas en 2019 también han obtenido resultados positivos en este periodo.

Uno de los principales objetivos de la compañía sigue siendo el de crear un eje logístico que una Asia, Europa y Latinoamérica, considerando la internacionalización como una palanca fundamental para el futuro de Correos y la recuperación de la economía española.